El extraño caso del ITAE en la educación artística del Ecuador

Por Ana Rosa Valdez

Introducción

La desaparición del proyecto educativo del Instituto Superior Tecnológico de Artes del Ecuador (ITAE), el mejor en el campo de la educación artística del país durante las últimas décadas, y su respectiva adscripción a la Universidad de las Artes[1], no puede leerse sino como un síntoma del mal tiempo que ha enfrentado la escena artística del país en la última década. Aunque las inversiones públicas en cultura fueron de decenas de millones de dólares, proyectos como el ITAE fueron estrangulados por tecnócratas e ideólogos del Estado que sabotearon la autonomía del arte (un término que debería corresponder a un derecho político antes que a un concepto artístico) durante este período, continuaron con la política clientelar y fomentaron el paternalismo a través de un sistema eventista[2] de fomento y auspicios. Pero, más importante que el factor económico fue, ciertamente, el político: el Ejecutivo estableció el desarrollo cultural como política de Estado y creó el Ministerio de Cultura en el año 2007, la Asamblea Nacional emitió la Ley Orgánica de Cultura en el 2016, y tuvimos diez ministros en total que no lograron, por distintos motivos, construir la promesa de una nueva institucionalidad cultural más democrática e inclusiva.

En sus inicios, la “Revolución Cultural” se caracterizó por una aparente visión transformadora que buscaba la conservación y desarrollo de la identidad cultural, la democratización de la cultura, el reconocimiento de la dimensión cultural del desarrollo, la planificación integrada del desarrollo cultural, con un interés en la afirmación nacional, reconociendo la pluralidad étnico-cultural del ser humano ecuatoriano, dentro de una visión (Registro Oficial 2007). Esta “visión”, que intentaba erradicar todo rezago de mecenazgo liberal y tradicionalismo patrimonialista, en realidad escondió una política cultural de aliento estatista populista (García Canclini 1987, 28-38), impuso una idea de identidad y cultura nacional desde el Estado. Los conceptos de descolonización e interculturalidad fueron pervertidos ideológicamente para justificar exclusiones, omisiones y desapariciones de todo tipo. Si un artista o gestor cultural no se alineaba con los ejes programáticos estatales, quedaba fuera, incluso, podía ser tachado de neoliberal […] Seguir leyendo en ISSUU.

VISUALIZAR EL ENSAYO COMPLETO EN ISSUU

Edición y corrección de estilo: Guillermo Morán C.

Diseño de portada y estilo gráfico: Oswaldo Terreros

Diagramación: Ana Rosa Valdez

Fotografías: Marco Campozano y Archivo Río Revuelto

Un comentario en “El extraño caso del ITAE en la educación artística del Ecuador

  1. Siempre dije a mis compañeros del ITAE que no firmaran el acuerdo con la UA, porque es un ente político y de burócratas intectuales desocupados que vienen a ocupar puestos de docentes teóricos y que la malla era más extensa para justificar estas cátedras. El verdadero semillero de artistas siempre fue el ITAE. Que lastima que se haya entregado como pan caliente el ITAE a la UA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *