Exigen auditoría al Ministerio de Cultura por irregularidades en el IFAIC

ACTUALIZACIÓN DEL 24 DE ABRIL DE 2018

COMUNICADO

 AL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA DE ECUADOR, LICENCIADO LENÍN MORENO; ASÍ COMO A CREADORES, ACTORES Y GESTORES CULTURALES

 

El Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividad (IFAIC) y la designación de la Ing. Karol Crespo Enríquez como Directora Ejecutiva.

Distrito Metropolitano de Quito, abril 23 de 2018.

 –

Históricamente en el Ecuador, los cargos directivos de las instituciones públicas creadas para el fomento de las artes y las prácticas culturales[1] han venido siendo designados por las autoridades nominadoras de turno, una práctica de reparto de cargos públicos y favores políticos.  Con la creación del Ministerio de Cultura en el año 2007, estas prácticas se acentuaron, y como nunca antes, en diez años aproximadamente el ente rector del Sistema Nacional de Cultura ha influenciado y posicionado, en todos los niveles, a personas ajenas a las competencias y responsabilidades del sector.

En la actualidad, el MCyP tiene designados en los niveles de: Asesoría, Coordinación, Subsecretaria, Direcciones Zonales, Direcciones Técnicas y Direcciones Ejecutivas, a personas sin formación académica y experiencia afín y vinculada al cargo; por esa razón no se comprende ni se generan aún diagnósticos situacionales de los sectores, líneas de base, políticas públicas, estrategias, lineamientos, planes programas, proyectos y actividades que permitan diseñar, construir e implementar líneas de acción para ser ejecutadas desde todas las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Cultura y hacia las cuales aporten los recursos públicos asignados del Presupuesto General del Estado y los correspondientes al Fondo de Fomento de las Artes, la Cultura y la Innovación depositados en el Banco de Desarrollo del Ecuador.

Dentro de estas designaciones o reparto de cargos públicos, el MCyP en el último cuatrimestre del año 2017 designó a la Ingeniera en Agronegocios Karol Crespo Enríquez como Encargada del Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividad (IFAIC).  Este encargo se da como pago a los favores extendidos en el año 2016 por la Ing. Karol Crespo,  Ex Secretaria Técnica de FONCULTURA, a la Matriz de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”; favores que consistieron en la entrega de cerca de quinientos mil dólares en recursos económicos no reembolsables para la ejecución de lo siguiente:

Beneficiario Objeto

Monto

 (recursos no reembolsables)

Matriz de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Primer colectivo de teatro infantil musical  “Guagua Pichincha”, montaje de la obra $ 75.040,00
Matriz de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Financiamiento del Centro Integrado de Comunicación $ 421.000,00

 

Es importante señalar que los recursos económicos, no reembolsables, entregados a la Matriz de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, son parte de un monto de más de dos millones de dólares que fueron generados como interés de la cuenta bancaria que mantenía el FONCULTURA en el Banco de Desarrollo del Ecuador.  La totalidad de estos recursos económicos fueron entregados por la Ingeniera en Agronegocios Karol Crespo, Ex Secretaria Técnica de FONCULTURA a la CCE y a otros beneficiarios,  sin que exista conocimiento público; y muy a lo contario se entregaron estos recursos públicos a sabiendas de que FONCULTURA desaparecería con la promulgación de la Ley Orgánica de Cultura.

Continuando con estas prácticas, el Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador realizó dos concursos  para selección y designación del Director Ejecutivo del Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividad (IFAIC)[2].  El primer concurso fue suspendido sin un informe técnico de sustento y sin derogar la normativa expedida.  El segundo concurso se encuentra en pleno proceso, viciado y lleno de observaciones. Para los dos concursos, los requisitos fueron elaborados a imagen y semejanza de la Ingeniera en Agronegocios Karol Crespo, actual Encargada del Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividad (IFAIC) y a quien el actual Ministro de Cultura y Patrimonio le debe favores económicos anteriores.

Varias de las irregularidades generadas en el segundo concurso, desde los candidatos han sido puestas a conocimiento del MCyP y de órganos públicos de control social, ante lo cual se espera sus respectivas respuestas.

Dentro del desarrollo del segundo concurso, es inconcebible entender que, de ciento treinta postulantes, la Ingeniera en Agronegocios Karol Crespo Enríquez se encuentre entre los dos mejor puntuados, dejando de lado a candidatos con formación, nacional e internacional, de tercer y cuarto nivel en los campos de las Artes, las Culturas, la Gestión Cultural; así como con toda la experiencia acreditada en el sector.  En este aspecto, es necesario señalar que la Ingeniera en Agronegocios Karol Crespo, actualmente se encuentra estudiando en la Universidad Andina de la ciudad de Quito una especialización orientada al perfil requerido, lo cual una vez más genera la duda ¿Cómo obtuvo una de las más altas calificaciones en formación y experiencia sin aún no concluye sus estudios en el campo?

Sobre la base de la información presentada, el presente comunicado invita a la ciudadanía a vigilar el proceso de selección y designación del Director Ejecutivo del Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividad; para lo cual solicita firmas de respaldo y apoyo para proceder con la entrega del presente comunicado al Presidente Constitucional de la República del Ecuador, así como también hacer un llamado al Ministerio de Trabajo y al Ministerio de Economía y Finanzas, para que actualicen e incorporen en los clasificadores de puestos del sector público a profesionales con títulos de tercer y cuarto nivel afines para ocupar cargos directivos dentro de la institución pública de gestión cultural; y finalmente solicitando a la Contraloría General del Estado proceda realice un examen especial a las acciones ejecutadas por la Ingeniera en Agronegocios Karol Crespo como Ex Secretaria Técnica de FONCULTURA y a las acciones ejecutadas con los recursos económicos del Fondo de Fomento de las Artes, la Cultura y la Innovación depositados en el Banco de Desarrollo del Ecuador.

Atentamente,

.

Néstor Ramiro Analuisa Pichucho, C.I. 1714810114

Paulina León Crespo, C.I. 1706878763

Mery Valverde Bernal, C.I. 0401293725

Mabel Mercedes Patiño Quezada, C.I. 0103130027

Karla Pumisacho Carrera, C.I. 1714441068

Sofia Zapata Muñoz, C.I. 1716369051

Manuel Hernán Guaraca Hernandez, C.I. 0602241101

Maria Dolores Tacuri, C.I. 0103414256

Dis. Cristian H. Castro Crespo, C.I. 0102109899

Marco Orozco, C.I. 1102637848

Jhoana Cruz Cabrera, C.I. 0102918208

Patricia Daniela Jiménez Espinosa, C.I. 1715859292

 

Notas

[1] Subsecretaria de Cultura del Ministerio de Educación, Casa de la Cultura Ecuatoriana y sus Núcleos, Direcciones de Cultura de los Gobiernos Provinciales, Gobiernos Municipales y Gobiernos Parroquiales.

[2] Creado mediante el Artículo 123 de la Ley Orgánica de Cultura

PUBLICACIÓN ORIGINAL DEL 12 DE ABRIL DE 2018

Exigen auditoría al Ministerio de Cultura y Patrimonio por irregularidades en el IFAIC

Por Ana Rosa Valdez

A diferencia de otros países de la región, como Colombia, Brasil y Argentina, el fomento público a las artes y creatividades en el Ecuador constituye un tema menor en la política pública del gobierno central. La creación del Instituto de Fomento para las Artes, Innovación y Creatividades (IFAIC) en el 2017, sustentada en la Ley Orgánica de Cultura, pudo significar la posibilidad de contar con una institución autónoma, en cuanto a lo administrativo y financiero, para incentivar el arte y la cultura en el país. Sin embargo, hoy comprobamos lo contrario: varias sospechas se ciernen sobre la flamante entidad por las irregularidades y falta de transparencia en el concurso para la designación del/la Director(a) Ejecutivo(a), llevado a cabo por el Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCYP).

El 6 de abril un grupo de participantes del concurso (Diego Baca, Bernardo Cañizares, Ramiro Analuisa, Daniela Jiménez) enviaron una petición de auditoría de este proceso al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio (CPCCS), al Ministerio del Trabajo y al MCYP. Paralaje sostuvo entrevistas con Paulina León —artista y gestora cultural radicada en Quito— y Ovidio Bayas —activista cultural kichwa, ex Director de Cultura de Bolívar— para conocer detalles del incidente que compartimos a continuación.

*

La convocatoria para este concurso fue anunciado en la página web del MCYP el 9 de febrero, sustentado en el “Reglamento para la selección y designación de el/la Directora/a Ejecutivo/a del Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividades”, emitido mediante Acuerdo Ministerial Nro. DM-2018-15, del 31 de enero del 2018.

Resulta interesante que, antes de este llamado, el Ministerio de Cultura ya había lanzado otra convocatoria, en diciembre de 2017, mediante el Acuerdo Ministerial Nro. DM-2017-112, relativo a las “Normas de Procedimiento para la Designación del Director(a) Ejecutivo(a)” del IFAIC. De acuerdo con este documento, el/la Director(a) del IFAIC debía:

“tener título de tercer o cuarto nivel en cualquiera de las áreas del derecho, ciencias sociales afines al ámbito de competencia del instituto, ciencias administrativas, áreas de la administración pública, gestión pública y/o aquellas relacionadas con las prácticas artísticas, culturales y creativas, y más ámbitos de competencias del IFAIC” (art. 16).

O contar con experiencia mínima de 7 años en:

“gestión/administración pública o privada relacionada con la ejecución de programas, proyectos, ejercicio de competencias públicas, implementación de actividades de participación ciudadana y/o afines, orientadas al fomento, tutela, protección, promoción y eficacia de los derechos reconocidos en la Constitución de la República” (art. 16).

No se priorizaba la formación y experiencia en el fomento a las artes, la innovación y creatividades, como ocurre en entidades similares a nivel regional. Este primer concurso fue suspendido por la falta de una “mayor participación de la ciudadanía”. Posteriormente, se realizó una nueva convocatoria, a través del Acuerdo Ministerial Nro. DM-2018-15, en el cual participaron 130 personas.

Según indica la Carta enviada al CPCCS, existía un cronograma inicial que luego fue modificado sin previo aviso, lo cual alteró las fechas de las entrevistas. El MCYP justificó el hecho por fallas en la plataforma tecnológica. Sin embargo, concursantes como Paulina León indican que no se les informó personalmente —como ocurre de forma regular— cuándo se realizaría su entrevista, y tuvo que enterarse en la página web ministerial.

Otra irregularidad ocurrió durante la prueba psicométrica. Según Ovidio Bayas, la plataforma no arrojó la calificación al finalizar el test, con lo cual también coincide León. Los resultados de esta prueba se publicaron al finalizar el concurso mediante un documento firmado por Talento Humano del MCYP. En el mismo se observa que todos los participantes obtuvieron la máxima calificación (12 puntos) en cuanto al mérito. Los firmantes de la Carta enviada al CPCCS consideran que

“el Comité Técnico de Selección no otorgó la puntuación debida a cada participante, tampoco fue publicada ni notificada a los postulantes conforme al Reglamento, más sorpresivamente se publica un cuadro en la que aparecen todos los postulantes con una misma calificación de 12 puntos, como que todos hubiesen presentado documentos que demuestren los mismos méritos. Es decir se evidencia que el comité encargado no revisó minuciosamente los portafolios de cada postulante, mismos que deben contener los títulos profesionales relacionados con el ámbito de la cultura y la experiencia profesional correspondiente”.

Otro de los reclamos sobre el concurso consiste en la realización de la entrevista. Según Ovidio Bayas, no se consideró su idioma kichwa en este proceso, ni su experiencia cultural en comunidades indígenas. Tampoco se le hicieron preguntas sobre su trabajo como promotor y activista cultural en la provincia de Bolívar. Paulina León coincide en este aspecto, en su entrevista no se mencionó ninguna información sobre sus méritos o su experiencia en el campo profesional de la cultura; más bien, se le formularon preguntas tecnocráticas, relacionadas con el quehacer burocrático de la institución, algo que un funcionario sí podría responder.

Las dudas se incrementaron más cuando los resultados del concurso parecieran ratificar, por las “altas calificaciones” obtenidas, a la actual directora del IFAIC, Karol Crespo, quien posee, según registros de la Senescyt, una Ingeniería en Agronegocios y una Maestría en gestión pública, es decir, ningún título de tercer nivel relacionado con los objetivos y finalidades del IFAIC. La funcionaria tampoco cuenta con la “experiencia mínima de 7 años en áreas inherentes al instituto, de acuerdo al artículo 18 del reglamento del concurso (véase su currículum vitae del 2015). Recién el año pasado se inscribió en la especialización en gestión cultura y patrimonio por la Universidad Andina Simón Bolívar. Crespo fue designada como Directora del IFAIC por el actual Ministro Raúl Pérez Torres el año pasado.

El Comité de Selección estuvo integrado por cuatro miembros del MCYP y uno del IFAIC —subalterno de Crespo—. No se contó con ningún representante del sector cultural. Hasta el momento no se ha anunciado al ganador(a) del concurso, pero los tres finalistas son Karol Crespo, Bernardo Cañizares (Presidente Ejecutivo de Fundación Octaedro) y Ronald Verdesoto (Secretario Ejecutivo del Partido Socialista). Si se cumplió con el reglamento del concurso, esta terna ya fue entrada al Ministro de Cultura y Patrimonio, por parte del Directorio del IFAIC, para la designación del/la Director(a) Ejecutivo(a).

Según Ovidio Bayas, hubo un “direccionamiento” en el concurso, y los participantes fueron “utilizados”. Para él, la cultura no se realiza desde los escritorios y las computadoras, sino que hay que vivirla. Paulina León coincide en que el proceso estuvo direccionado y fue poco transparente, pues no se consideraron las especificidades de cada trayectoria al calificar a todos los concursantes con 12 puntos en ese aspecto.

Queda pendiente la respuesta del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio y el Ministerio de Trabajo sobre la petición realizada, en cuya parte final exige “que este concurso se lleve a cabo con absoluta transparencia y legalidad, mediante la calificación de manera diferenciada, especialmente los méritos de cada postulante”.

¿Quién debería dirigir un instituto de fomento a las artes y la cultura? La responsabilidad principal del IFAIC debe ser dotar a los artistas y gestores culturales de las condiciones y presupuestos necesarios para su trabajo. Sus autoridades deben ser elegidas de acuerdo a la formación y experiencia en el campo cultural, tal y como han solicitado los concursantes. La imagen del Ministerio de Cultura y Patrimonio sigue siendo opaca y poco transparente.

CARTA DIRIGIDA AL CONSEJO DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y CONTROL SOCIAL, MINISTERIO DE TRABAJO Y MINISTERIO DE CULTURA Y PATRIMONIO

.

Quito, D.M., 3 de abril de 2018

 

 

Señor Doctor

Julio Cesar Trujillo

PRESIDENTE DEL CONSEJO DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y CONTROL SOCIAL TRANSITORIO

Presente.-

Señor Abg.

Raúl Clemente Ledesma Huerta

MINISTRO DE TRABAJO

Presente.-

Señor

Raúl Pérez Torres

MINISTRO DE CULTURA Y PATRIMONIO

PRESIDENTE DEL DIRECTORIO DEL IFAIC

Presente.-

De nuestras consideraciones:

Quienes suscribimos el presente documento, en calidad de postulantes dentro del concurso para la designación del Director Ejecutivo de Instituto de Fomento de las Artes Innovación y Creatividades – IFAIC,  preocupados por el proceso llevado a cabo para llenar la vacante de este organismo del Estado, acudimos a ustedes para exponer las siguientes inquietudes y preocupaciones:

Antecedentes

Mediante Acuerdo Ministerial  Nro. DM-2017-112 de 27 de noviembre de 2017 se aprobó las normas de procedimiento para la selección y designación del Director Ejecutivo del IFAIC.

La convocatoria contó con un grupo importante de participantes y que luego de revisar los expedientes, decidieron a último momento suspender el concurso sin recibir por escrito ningún argumento técnico o jurídico que sustente dicha acción.

Mediante Acuerdo Ministerial Nro.  DM-2018-15, de 31 de enero de 2018, se expide un nuevo Reglamento para la elección y designación de El/La Director/a Ejecutivo/a del Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividades, flexibilizando la posibilidad de que puedan participar ecuatorianos o extranjeros, sin títulos universitarios compatibles con la función a desempeñar.

El Ministerio de Cultura con  fecha de febrero de 2018 publica la convocatoria que incluía un cronograma de gestión para llenar la vacante de Director del IFAIC.

Con los antecedentes señalados informamos señor Presidente, que participamos 130 postulantes, pero causa sorpresa que a partir de esta publicación se reforma el cronograma de gestión sin previo aviso, cambiando la fecha de entrevistas que se encontraban debidamente programadas, aduciendo falla en la plataforma tecnológica.

Con el nuevo cronograma se enviaron correos electrónicos a los postulantes con instrucciones generales para la rendición de la prueba psicométrica, señalando que pueden dar la prueba desde el sitio que cada uno considere conveniente (oficina, domicilio, café net, etc) sin que las mismas hayan arrojado la calificación automática inmediata, como debería suceder en estos casos.

Posteriormente y de acuerdo al cronograma de gestión se procedió con las entrevistas personales a cada uno de los postulantes.

Dentro de este proceso, las preguntas no se relacionaron efectivamente a todos los  perfiles solicitados en la convocatoria, sintiéndose un claro direccionamiento a perfiles del sector público. También se incumplió el Criterio de Evaluación previsto en el Art. Nro.25.- la Estructura del Puntaje, ya que en ningún momento se realizó preguntas sobre el mérito individual, evidenciando desigualdad antidemocrática de condiciones en la participación del concurso.

El 2 de abril de 2018, el Ministerio de Cultura y Patrimonio, y el IFAIC publican en sus páginas Web las calificaciones parciales  que corresponden a mérito y a la prueba psicométrica, en las que podemos advertir varias incongruencias como las siguientes:

Los 110  postulantes obtenemos la misma calificación máxima de 12 puntos en el parámetro de méritos, a sabiendas que tenemos diversidad de experticias y títulos profesionales, maestrías, doctorados y experiencia, unos en estricto, relacionados con el ámbito cultural y otros sin ningún título relacionado con este ámbito. (Incumpliendo con lo previsto en el Art. Nro.25.- De la estructura del puntaje, desglose de parámetros para calificación)

.

Conclusiones y petición:

Con los antecedentes expuestos, solicitamos a su autoridad se sirva disponer se realice una auditoría total al proceso de designación de Director del IFAIC, tomando en cuenta las siguientes observaciones:

1.-  Al no estar derogado el Acuerdo Ministerial Nro. DM-2017-112 de 27 de noviembre de 2017 que regulaba el procedimiento para la selección y designación del Director Ejecutivo del IFAIC, no existe un justificativo técnico ni jurídico que valide la reprogramación del cronograma de la convocatoria inicial.

2.-  De conformidad a lo señalado en el cuarto inciso del Reglamento para la Selección y Designación de el/la directora/a Ejecutivo/a del Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividades Nro-DM-2018-15 del 31 de enero de 2018, “Aquellas postulaciones que cumplan con los requisitos formales exigidos en la convocatoria serán, organizadas en expedientes individuales y remitidas por el administrador del concurso público, al Comité Técnico de Selección con la respectiva acta de validación de requisitos, a fin de que este otorgue la puntuación debida a cada participante.

 Esta información será publicada y notificada a la o el postulante a través de la página institucional del IFAIC con el respectivo reporte Verificación del Mérito. A este respecto, el Comité Técnico de Selección no otorgó la puntuación debida a cada participante, tampoco fue publicada ni notificada a los postulantes conforme al Reglamento, más sorpresivamente se publica un cuadro en la que aparecen todos los postulantes con una misma calificación de 12 puntos, como que todos hubiesen presentado documentos que demuestren los mismos méritos. Es decir se evidencia que el comité encargado no revisó minuciosamente los portafolios de cada postulante, mismos que deben contener los títulos profesionales relacionados con el ámbito de la cultura y la experiencia profesional correspondiente.

Al ser una convocatoria pública, se debe transparentar ante la ciudadanía los datos generados en este proceso de acuerdo a lo señalado en el Reglamento.

3.- Para el lanzamiento de la nueva convocatoria, el Ministerio de Cultura y Patrimonio jamás comunicó públicamente los motivos y las razones por las cuales se invalidó el primer concurso, tampoco se publicó norma alguna que derogue el primer Reglamento; a pesar de que hubieron participantes que cumplieron con los requisitos exigidos en la convocatoria.

4.- Referente a las entrevistas, se manejó distintos formatos, algunos fuimos entrevistados en base a preguntas tomadas en forma aleatoria, otros mediante preguntas directas formuladas por cada integrante del Comité y dichas preguntas correspondieron a puestos de técnicos del nivel sustantivo agregado de valor y no al nivel gobernante o ejecutivo como debería ser. Los integrantes del Comité Técnico de Selección, 4 de ellos provienen de las dependencias del Ministerio de Cultura y Patrimonio, es decir todos avalizados por el titular del ente rector y 1 del IFAIC, este último un funcionario de confianza de la actual Directora Ejecutiva que fue designada por el Sr. Ministro de Cultura y Patrimonio como persona de su confianza, quien a su vez también está participando en la convocatoria. Esta particularidad deja entrever que dicho Comité podría parcializarse a favorecer la candidatura de la actual Directora Ejecutiva como así lo están demostrando los resultados publicados hasta hoy, de inicio calificando por igual los méritos de todos los participantes.

5.- Que la Empresa contratada para las pruebas psicométricas explique por qué el software, no arrojaba los resultados obtenidos de manera inmediata y que certifique las notas obtenidas por cada uno de los postulantes adjuntando sus respectivas capturas de pantalla.

6.- Finalmente, señor Presidente y señores  Ministros exigimos que este concurso se lleve a cabo con absoluta transparencia y legalidad, mediante la calificación de manera diferenciada, especialmente los méritos de cada postulante, de conformidad al Reglamento, por un Comité Técnico de Selección imparcial integrado por personas de otras instituciones, a fin de garantizar que el  candidato que cumpla el mejor perfil profesional y experiencia en el ámbito de la cultura resulte ganador para bien de la institución y del desarrollo cultural de la nación.

Atentamente,

Diego Baca

Bernardo Cañizares

Ramiro Analuisa

Daniela Jiménez

DOCUMENTOS DE INTERÉS SOBRE EL TEMA

.

Acuerdo Ministerial Nro. DM-2017-112 (Normas de Procedimiento para la Designación del Director(a) Ejecutivo(a) del Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividades)

Acuerdo Ministerial Nro. DM-2018-15 (Reglamento para la selección y designación del Director(a) Ejecutivo(a) del Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividades)

Calificación de Entrevistas por cada participantes

Leo Orgánica de Cultura

Reglamento general a la Ley Orgánica de Cultura

Estatuto Orgánico IFAIC

http://www.fomentocultural.gob.ec

Foto de portada: Guillermo Morán

7 comentarios en “Exigen auditoría al Ministerio de Cultura por irregularidades en el IFAIC

  1. Lamentable situación, está dependencia debe demostrar los valores y códigos de ética, transparencia, ser incluyentes. Lamentablemente aíslan a artistas de algunas ciudades como ejemplo CUENCA, Yo estoy registrada en el RUAC tienen nuestros contactos y debe informarnos, lamentablemente eso no sucede. Soy artista, promotora cultural, dirigente de instituciones artísticas pero nunca hemos tenido oportunidades de obtener apoyo ni posibilidad de nada. Apoyo el pedido de REVISIÓN DEL PROCESO Y SE TRANSPARENTE EL CONCURSO. Por el bien del arte y la cultura.

  2. No entiendo el artículo cuando deñala que este Instituto fue creado para artistas y gestores culturales. Las artes y la cultura es un derecho para todos los ecuatorianos.

  3. Me uno a los compañeros que firmaron la carta para exigir transparencia en los procesos. Fui postulante y en la entrevista, claramente se vio que nos utilizaron para cumplir con un reglamento que no está claro y que únicamente beneficia a los que ya trabajan en la institución. ¿Para qué hacer pasar el tiempo a colegas artistas y gestores culturales que vinieron de otros lugares, pidiendo permiso en el trabajo, si es que a la final ya tienen decidido quién va a continuar en la institución?

  4. Una verdadera lástima por nuestro país lo que está pasando, en especial en este concurso del cual también participé, imagínense me he presentado a la entrevista y solo he dicho buenas tardes para que me pongan la nota que tengo, claro es obvio el direccionamiento, no se reírme o ponerme a llorar, ojalá las autoridades se den cuenta del fraude en favor de ciertos personajes.

    1. Las ironías de la vida que uno puede encontrar en redes, es irrisorio e insultante poder leer ciertas cosas, Marcelo Blanco una persona nefasta para la cultura, que habiendo sido funcionario de Libre Nombramiento el ex Consejo de Cultura tuvo la osadía y “LOS Contactos” para demandar a dicha institución.
      Una persona que bajo el paraguas de una “justicia” direccionada exige se le devuelva a “su cargo” ademas de haber solicitado una cuantiosa indemnización , una persona que su único aporte a la cultura es hacer memes y enjuiciar al Estado.
      Un postulante que obtuvo 15.29 puntos de donde 12 puntos se otorgaron a todos por igual, mediocre y descarado al hablar de direccionamientos cuando el si sabe ”direccionar” la justicia.
      Y si, si las autoridades y la opinión pública se dieran cuenta de como son las cosas en realidad habría menos “valientes” detrás de un teclado escribiendo pasquines.

  5. Para nosotros, los ciudadanos de a pie que amamos el arte, es realmente lamentable ser testigos de las irregularidades evidenciadas dentro de las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Cultura. Y la situación es todavía más deprimente si consideramos el silenciamiento y la invisibilización generados desde el Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCyP), y de una gran parte del sector artístico y cultural de la sociedad civil, alrededor de la DENUNCIA INSTITUCIONAL presentada por la Mgs. Mariazul Romero, en su calidad de Presidenta del Comité Técnico de Selección y funcionaria del Ministerio de Telecomunicaciones, quien en días pasados, puso en alerta a las autoridades del Ejecutivo acerca de la “metida de mano” sobre el Concurso Público de Selección y Designación del o la Director(a) Ejecutivo(a) del Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividad (IFAIC), por parte de altos funcionarios del MCyP, según consta en la mencionada DENUNCIA. Denunció también, indirectamente, la presión política recibida por el Partido Socialista-Frente Amplio, para favorecer la designación de Ronald Verdesoto, Secretario Ejecutivo, de dicho partido, @PsocialistaEc, como nuevo Directos Ejecutivo del IFAIC.
    Como consecuencia de esto, al parecer, por pedido de estos mismos funcionarios del MCyP, la Sra. Romero fue removida inmediatamente del Comité Técnico de Selección del Concurso, injustamente y abruptamente, razón por la cual el actual Ministro de Telecomunicaciones procedió a cambiar su delegado dentro del Directorio. Con esta acción, estos malos funcionarios esperaban poder disolver la denuncia presentada en una cortina de humo, en otro motivo más para alimentar los chismes de pasillo de MCYP, quedando así el objeto de dicha denuncia en el vacío. Sin embargo, lo cuestionable de esta situación no son sólo los vicios institucionales existentes en torno al Concurso, sino, sobre todo, la posición acrítica de ciertos artistas y activistas del mundo de la cultura, quienes con sus declaraciones intencionadamente confusas han decido hacerle el juego a la corrupción institucionalizada e instalada desde hace mucho tiempo en el MCyP. De esta manera, haciendo de lado la DENUNCIA de Mariazul Romero en sus declaraciones públicas, estos activistas han decidido ponerse a las órdenes de quién sabe qué intereses, menos, claro está, del lado de la transparencia institucional y de la autonomía necesaria para el funcionamiento del campo del artístico y cultural.
    Por ello, es recomendable que tales activistas tomen conciencia como sector y reflexionen nuevamente sobre la denuncia presentada por la Sra. Mariazul Romero, y actúen de manera coherente como veedores de la transparencia del Concurso, y no como corifeos de la corrupción y la politiquería de turno.
    ¡POR FAVOR, DESPIERTEN!

  6. Es importante no permitir que personas tan nefastas se vean involucradas en espacios tan necesarios de ética. Que nunca más pretendan ejercer cargos públicos. Colegas artistas y ecuatorianos en general, alzar las voces y exigir auditoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *