Written by 08:42 Arte Contemporáneo Ecuador

«La caída del jaguar». Exposición de Juan Carlos León en el CAC

Compartimos una reseña de Ana Rosa Valdez sobre “La caída del jaguar”, la más reciente exposición de Juan Carlos León, presentada desde noviembre de 2020 hasta febrero de 2021 en uno de los pabellones del Centro de Arte Contemporáneo de Quito. Incluimos el registro completo de las obras y el montaje, un recorrido audiovisual por la muestra, diversos materiales utilizados en la investigación artística y la curaduría sonora elaborada por el artista y Verónica Morales.

 

Contra la caída del jaguar

Por Ana Rosa Valdez

Desde que Juan Carlos León estudiaba en el ITAE su obra ha transitado por preocupaciones sociales en torno a los procesos de urbanización (Rolf Blomberg/Juan León, 2009), la crítica institucional (La documentación, 2009), las posibilidades artísticas de la visualización de datos (Noosfera), los medios tecnológicos desde la perspectiva del uso crítico y la reflexión social (Orquesta inducción, 2016; Estrategias para encontrar el color de la democracia, 2016), los saberes ancestrales y sus usos comunitarios (Pukuy, 2017), hasta proyectos recientes en donde los entornos naturales-artificiales  se convierten en espacios para la investigación artística (Tiempo Natural, HS92: 6702, 2019). 

Juan Carlos León. Vista general de la exposición “La caída del jaguar”. Foto: Cortesía del artista

Se podría decir que “La caída del jaguar” es un proyecto que inaugura una nueva fase en su trayectoria. En la pieza escultórica que protagoniza la exposición del Centro de Arte Contemporáneo de Quito, León se luce llevando a escala poética una imagen elocuente del extractivismo y la devastación ambiental ocasionada en la Amazonía. Cráneo es una figura alegórica, funeraria, en la que es posible observar, también, una referencia al origen del petróleo, su pasado geológico, su condición de no renovable. En esta portentosa imagen la materialidad es tanto señal como símbolo de lo que deja a su paso la extracción de crudo. El artista esculpe una metáfora intrigante. La lóbrega apariencia de la pieza, su contextura oleosa y mefítica, la convierten en un objeto capaz de repeler y fascinar simultáneamente.

Juan Carlos León. La caída del jaguar (2020). Cráneo de Jaguar de petróleo. Realizado con 310 muestras de pasivos de petróleo petrificados provenientes del bloque 62 Tarapoa, resina poliéster y metacrilato negro. Fotos: Cortesía del artista.

En esta exposición León retoma la escultura, la fotografía y el video con mucha fluidez y solvencia. La costra llama la atención como materia cambiante, cuya solidez es aparente a la vista humana que difícilmente puede percibir las transformaciones que suceden en los microecosistemas. Algo similar ocurre con lo que vemos en el video: el registro del hábitat artificial de la jaguar nos confronta tanto como el cráneo de la escultura. Por su parte, las fotografías que documentan con precisión “forense” los residuos de petróleo, que constituyen la base material de todas las piezas, parecen engañarnos con su exceso de racionalidad, todo el cálculo matemático al que se encuentran sometidas. A pesar del display ilustrativo, la obra nos presenta huellas que, al igual que Cráneo, constituyen representaciones simbólicas del proyecto extractivista. En este juego de apariencias, las obras interpelan la mirada elusiva que como sociedad mantenemos hacia los problemas sociales, culturales y económicos que azotan los territorios amazónicos.

Juan Carlos León. Costra (2020). Inscripción Ñuthse Cansefaye sobre pasivo de petróleo realizado con Croton lechleri (Sangre de drago). Ñuthse Cansefaye significa “Buen Vivir” en lengua AI’Cofán. Foto: Cortesía del artista.

En el conjunto de obras de la muestra, la imagen del residuo amenaza permanentemente el desenvolvimiento de la vida. Las cuencas vacías del cráneo del jaguar miran hacia los ojos del animal despotenciado que se mueve de un lado a otro en el video. ¿Qué hacemos con los despojos de la civilización moderna? ¿Qué hacemos con los desechos tóxicos que vulneran derechos, que enferman cuerpos y originan desequilibrios ecosistémicos? ¿Qué hacemos con las víctimas del tráfico ilícito de especies? ¿Qué hacemos con las ruinas del modelo extractivista de desarrollo y su estela de conflictos sociales? ¿Qué hacemos con los pueblos que son concebidos como residuos del progreso?

Juan Carlos León. La caída del Jaguar / video (2020). 4 min 56 segundos. Video en dos canales. Videodocumentación del proceso de hidratación y limpieza de los pasivos de petróleo, junto a imágenes de Kiara una jaguar mascota en cautiverio. Imágenes: Cortesía del artista.

En este proyecto, León se considera a sí mismo como paisajista y explora los contornos no tan visibles de las geografías amazónicas y la “selva productiva”, como la llama el artista no sin ironía. Quizás por ello, la exposición despliega museográficamente un aspecto sombrío. A pesar de esta impresión, la sensación con la que me quedé al final del recorrido fue curiosamente esperanzadora, no sólo por el perfil crítico de las piezas, sino por esa alusión general a lo que permanece oculto de la Amazonía, lo que no es noticia en los medios de comunicación, los ecos de la selva que se asfixian en las carreteras antes de alcanzar las ciudades serranas, costeñas e insulares del país. En su lobreguez sugestiva, “La caída del jaguar” nos empuja a preguntarnos por una región distinta a la de las postales turísticas y propagandas estatales, una Amazonía que, estando tan cerca, no conocemos en profundidad. 

Juan Carlos León. Archivo (2020). 20 fotografías impresa sobre papel. 50 x 31 cm. c/u. Selección de 20 muestras de pasivos de petróleo petrificados provenientes del bloque 62 Tarapoa. Esta selección forma parte de un registro fotográfico de 314 muestras de petróleo, encontrados en 2 quintales de pasivos de petróleo. Estas piedras de petróleo han sido medidas y pesadas. Foto: Cortesía del artista.

Juan Carlos León. La caída del Jaguar / video (2020). 4 min 56 segundos. Video en dos canales. Videodocumentación del proceso de hidratación y limpieza de los pasivos de petróleo, junto a imágenes de Kiara una jaguar mascota en cautiverio. Foto: Cortesía del artista.

.

Materiales visuales: viajes a la Amazonía y documentos para la investigación artística

Ver documento en pdf: La_caída_del_jaguar

Juan Carlos León. Serie fotográfica de los viajes realizados por el artista (2020). 8 fotografías incluidas en el material de distribución digital (Ahora se ve carreteras con camiones sacando madera y más carteles abandonados).

Ruta de Quito al campamento Sacha de la empresa remediadora ambiental G Power. La Joya de los Sachas – Provincia de Orellana. Software: Google Earth Pro

Viaje que realizó el material “pasivo de petroleo” desde una antigua piscina de crudo del Bloque 14 Tarapoa de City Investing. El tratamiento y recuperación de suelo fue realizado por la remediadora ambiental G Power.

Bienvenidos a la Selva de Ecuador. Mapa del Ministerio de Hidrocarburos del Ecuador.

Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) , con textos de rechazo al proyecto Texaco. Foto: Juan Carlos León.

Juan Carlos León. Serie fotográfica de los viajes realizados por el artista (2020). 3 fotografías incluidas en el material de distribución digital. Imágenes de la ruta Río Montana en la Amazonía ecuatoriana, en el límite de las provincias de Napo y Sucumbíos, donde el 07 de abril de 2020 ocurrió un derrame de crudo y combustible de cantidades aún no transparentadas, en el sector de San Rafael – Reventador. La causa fue la rotura del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano SOTE.

 

Curaduría sonora

La caída del jaguar

Más información en el sitio web: https://juancarlosleon.net/

(Visited 185 times, 1 visits today)
Close