«La profecía de la razón»: Exposición de Ricardo Coello Gilbert en Violenta

La obra reciente de Ricardo Coello Gilbert nos conduce a sopesar el binario fe-razón que en nuestra cultura moderna occidental ha propiciado polarizadas disputas por la verdad. Ante la crisis de la Iglesia como institución rectora de la moral, y la necesidad urgente de un Estado laico que garantice derechos no sólo a los seres humanos sino a la totalidad de los seres sintientes, ¿qué rol social juegan las prácticas artísticas?

La exposición “La profecía de la razón” del artista guayaquileño, presentada hace pocas semanas en el Espacio Violenta, plantea distintas estrategias de aproximación artística ante las tensiones políticas que hoy remueven conceptos clave para las sociedades occidentales como la fe, la religión y la religiosidad, la moral y la ética, la justicia y el derecho, la institución y la comunidad. En la obra Censo Coello juega con la literalidad de los enunciados estadísticos, y el dato cuantitativo como reflejo determinado de la realidad, para colocar al espectador entre la fe y el juicio razonado, crítico. El anagrama de una cita bíblica que encontramos en la obra El décimo mandamiento. Éxodo 20:17 nos lleva a pensar en la autoridad de los intérpretes de las sagradas escrituras, y la legitimidad de sus interpretaciones en el marco jerárquico de una comunidad de creyentes. Coello opera sobre el lenguaje en que se funda esa comunidad. En Los apologistas del abuso iLos apologistas del abuso ii, realiza una transposición de las letras que integran las declaraciones de clérigos en torno al abuso sexual al interior de la Iglesia, generando contra-declaraciones y, con ellas, un sentido crítico de las palabras de los funcionarios eclesiásticos.

Lo interesante de las obras de Coello es que, aunque su estrategia discursiva roza la literalidad de los enunciados, en el plano de lo visual emplea recursos (documentos, encuestas, prendas de vestir clericales, las escrituras, las estampitas) que pueden llegar a ser poéticos como en Los pasajes emancipados o El jardín de los silencios. En ello encuentro un valor estético ponderable en relación a las modas recientes del arte activista, cuya literalidad, en la mayoría de casos, pervierte la creación artística y la transforma en mera propaganda.

Compartimos en Paralaje el texto del artista Ricardo Coello Gilbert, y un registro fotográfico de las obras de la exposición.

Ana Rosa Valdez

Paralaje.xyz

Sobre la fe, la aceptación de una idea sin evidencia alguna que la sustente; la fe es la abdicación del pensamiento racional, lógico y crítico para aceptar cualquier aseveración como cierta, es la elevación injustificada de esa renuncia a virtud. La fe exonera, irracionalmente, cualquier conjetura de su responsabilidad epistémica.

Sobre doctrinas arcaicas, arrastradas desde la infancia ignorante de nuestra especie, perpetuadas ⸺paradójicamente por aquello que racionalmente las invalida⸺ por la censura de cualquier increpación o cuestionamiento, o simplemente por la fuerza; sostenidas desde el artificio de la fe; infectando aún hasta hoy nuestras sociedades seculares.

Sobre la jerarquía de intérpretes, supuestos conocedores de voluntades omnipotentes, autoproclamados portadores de verdades universales y de certezas absolutas e inamovibles ⸺la base de toda tiranía⸺, conservadores de supersticiones vetustas; sus acciones y palabras escatológicas, nauseabundas, repugnantes; su encubrimiento regulado, sistemático y criminal; su silencio cómplice; el sometimiento de sus afiliados adoctrinados y aquiescentes, y el pretendido sometimiento de los no suscritos a sus leyes arbitrarias, opresoras, misóginas, esclavistas, xenófobas, homófobas, violentas e irracionales.

Sobre la notoria brecha moral que nos distancia de los autores de estos textos y credos, claros representantes del pensamiento de la edad de bronce, la inverosimilitud de su contenido denota el carácter retrógrado de aquellas leyes y la obvia autoría del hombre; en contraste, se vuelve evidente el avance moral humano propiciado por la búsqueda del conocimiento, el cuestionamiento de toda idea, el debate abierto ⸺producto del libre pensamiento y la libre expresión⸺, la profundización de la comprensión de la naturaleza a la que pertenecemos en conformidad con las evidencias de la realidad ⸺la observación y la experimentación⸺, el entendimiento de las consecuencias de nuestros actos, la determinación por fomentar el bienestar y la felicidad, la consciencia de servir ideales humanos, y la progresiva ampliación de derechos, de libertades y de los propios conocimientos que informan y sobre los cuales se basa esa moral.

La profecía de la razón.

Ricardo Coello Gilbert 

 

«Nuestra Madre del Amor»

Impresión giclée sobre cartulina de grabado Hahnemühle

43 x 56 cm

«Nuestra Madre del Amor»

Impresión Offset sobre cartulina plegable

7 x 11 cm

Oración a Nuestra Madre del Amor

Bendita seas Madre, tú que amas a todos tus hijos y a todas tus hijas por igual; Oh maestra y guía amorosa, tú nos enseñas a comprendernos en hermandad y a ser testimonio de afecto, armonía y bondad sin distinciones ni condiciones. Cariñosa Madre nuestra, seremos honroso ejemplo del indiscriminado amor fraternal que tu hijo profesó. Renunciamos al odio, prejuicio y rencor, pues nos alejan de lo más hermoso que representas. Madre, así como cuidas bajo tu manto amoroso a tus hijas e hijos que sufren persecución, víctimas del desprecio, la incomprensión y del miedo, prometemos dedicar nuestra vida a exaltar, defender y ser, la paz y el amor que predicamos. Alabamos, pues, cada forma de amor presente en toda forma de familia que compone la grandiosa hermandad que con orgullo celebramos.

«El décimo mandamiento. Éxodo 20:17»

Tinta y lápiz sobre papel Hahnemühle repujado

39,5 x 60 cm

A partir de las letras de la cita bíblica:

No codiciarás la casa de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni ninguna otra cosa que le pertenezca.

​Se lee ahora el siguiente anagrama:

Nunca más seguiremos sin juicio

una orden cruel,

 el plan que ideó un culto jactancioso, sádico, invasor;

Secta revieja y odiosa, siembra culpa, apunta sin razón.

«Censo»

Impresión a inyección sobre papel

7,5 x 11,5 cm c/u

«Apariciones»

Impresión giclée sobre cartulina de grabado Hahnemühle

43x45cm

«Los apologistas del abuso i»

Acrílico y bordado sobre tela

130x15cm

A partir de una frase dicha por el arzobispo de Lima, el cardenal Juan Luis Cipriano, durante un programa radial:

[…] hay abortos de niñas, pero no es porque hayan abusado de las niñas, son muchas veces porque la mujer se pone como en un escaparate provocando.

Se lee ahora el siguiente anagrama:

Penoso que ven mal pensar en derechos y libertades para cada persona; se opone un machismo roñoso o pudor santucho, que veja con saña y abusa.

«Los apologistas del abuso ii»

Impresión a inyección y tinta sobre cartulina Canson

21 x 29,7 cm c/u

El sacerdote cuencano César Cordero Moscoso, mientras comparecía en una investigación siendo acusado por varias personas de abuso sexual, declaró:

En el tema de los abusos se da una cierta complicidad puesto que aquel que quiere mantenerse íntegro no permite que el abuso tenga lugar.

Se lee ahora el siguiente anagrama de dicha frase:

Duele que nunca oímos repudios por lo que cometen estos bergantes de parte de quien ruega en aquella gusanera temible que milita casta.

«Los pasajes emancipados»

Tierra, madera, piedras y esfera compuesta de cada “Señor” de la biblia

65 x 65 x 50 cm

«El jardín de los silencios»

Planta muerta e impresión a inyección sobre papel periódico

65 x 105 x 45 cm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *