Paralaje: un espacio de escritura crítica

Por Ana Rosa Valdez

En esta reseña se presentan las motivaciones que dieron origen al proyecto editorial de Paralaje.xyz, surgidas a partir del cierre de Río Revuelto, la única plataforma especializada de crítica de arte en el Ecuador desde el 2003. A manera de introducción se presenta un breve recuento de acontecimientos importantes en la escena del arte contemporáneo en Quito, Guayaquil y Cuenca, que  las preguntas necesarias para crear nuestras premisas y propósitos editoriales.

INTRO: HECHOS RECIENTES EN EL ARTE CONTEMPORÁNEO DE ECUADOR

➤ El 13 de enero de 2016, luego de 13 años de historiar el arte contemporáneo en Ecuador,  Río Revuelto[1] publicó su último post: Fin. Finito. Kapput. En una entrevista realizada por el artista Gonzalo Vargas para La Selecta, su editor Rodolfo Kronfle Chambers comentó sus motivos para cerrar el sitio: “ciertamente hay un desencanto que vengo arrastrando hace algunos años, el entusiasmo ha ido disminuyendo al ver que las cosas en el medio en lugar de mejorar van para peor, y tampoco sentía, para serte sincero, que el conglomerado de personas implicadas en esto apreciaba el esfuerzo”[2]. Más allá del desánimo producido por la débil recepción de la crítica de arte en la escena local, y una percepción pesimista de las condiciones para el desarrollo artístico, sus palabras revelan el desgaste de un trabajo editorial que, al igual que otras plataformas similares, se fundamentó en una apuesta autogestiva y una voluntad de reflexión que no siempre encontró terreno fértil en un medio inclinado cada vez más a la espectacularización del arte.

logo-riorevuelto-mas-chico-franja

Aunque Río Revuelto se mantuvo activo hasta la fecha mencionada, con el riguroso criterio editorial que le caracterizó desde sus inicios, el último ensayo crítico de Kronfle se remonta al año 2013: “De lo micro a lo macro: como es arriba no es abajo”[3]. Posterior a este texto, encontramos comentarios críticos en sus textos curatoriales y entrevistas, así como en los aportes realizados por otros(as) autores(as) que colaboraban con el blog, pero aquella voluntad colectiva de plantear problemáticas en profundidad sobre la producción de arte contemporáneo local claramente se desvaneció en los últimos años, lo cual preparó la antesala de su cierre definitivo: algo ciertamente lamentable.

➤ El 16 de mayo, Pablo Ramírez, curador y teórico político guatemalteco, publicó el ensayo “Ecuador: la mitad del mundo (y un poquito más allá)” en el sitio web de la Colección Cisneros[4]. El texto presenta los resultados de su investigación sobre arte ecuatoriano realizada en el marco de un proyecto mayor a nivel regional. Es una buena señal que un especialista extranjero se interese por la producción artística local, sin embargo la publicación de su texto evidencia la ausencia de una escritura crítica sistemática en nuestro medio: su contribución es el único texto crítico sobre arte contemporáneo de Ecuador que se ha publicado en lo que va del año a nivel nacional.

➤ El 24 de julio, la valla publicitaria del Instituto Superior Tecnológico de Artes del Ecuador “ITAE”[5], ubicada en el lado de la calle Venezuela del Parque Forestal de Guayaquil, fue reemplazada por una nueva valla que simbolizó la incorporación definitiva de este proyecto académico a la recientemente creada Universidad de las Artes. De alguna manera, esta operación meramente formal representó la culminación del arduo proceso de transición que atravesó el instituto en su afán por garantizar una educación artística pública de calidad en la ciudad[6]. El asunto de la valla podrá sonar irrelevante, pero no deja de constituir un acontecimiento importante por su carga simbólica en el espacio público: a pesar de que la integración del ITAE a la UA comenzó desde el año 2013 y culminó en octubre de 2015, para el transeúnte del sur de la ciudad el cambio fue visible desde este día. Un cierto malestar entre los estudiantes frente a la transición, sumado al cúmulo de exigencias y regulaciones instauradas en los últimos años en materia educativa por parte de las instancias estatales, que recae fuertemente sobre el profesorado, no ayudan a mejorar la percepción de que el proyecto académico de la UA como tal, a pesar de tener a su disposición la experiencia y trayectoria del ITAE, aún no despunta.

residencia-103-m

➤ El 2 de agosto, en una de las salas del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo “MAAC” de Guayaquil, se inauguró la Residencia 103M, organizada desde la clase de Poéticas Pictóricas II de la Carrera de Artes Visuales de la UA, impartida por el artista y docente Saidel Brito (ex rector del ITAE). El proyecto consiste en invertir la lógica convencional de producción-circulación de arte, transformando el museo en espacio de creación a manera de taller, desde donde se conciben obras que posteriormente serán expuestas en espacios no convencionales de la ciudad, como estudios, colegios, universidades, iglesias, callejones de barrios, espacios independientes, etc. Cabe resaltar que en esta clase se encuentran varios estudiantes del ex-ITAE que buscan en la UA la obtención de una licenciatura, título profesional de nivel superior que les permitirá ingresar al campo laboral de manera más formal. La realización de estas exposiciones, en las que participan 38 artistas visuales, sólo amplía en número los procesos de circulación de arte que ocurrían regularmente durante los finales de semestre en el ITAE, es decir continúa una práctica instaurada desde las metodologías pedagógicas del instituto, potenciándola en su proyección más allá de las fronteras del espacio del arte.

logocomiteactores

➤ El 18 de mayo, el Comité de Actores Culturales, un colectivo de artistas, gestores, docentes y curadores interesados en interpelar críticamente a la gestión cultural pública en la ciudad de Quito, suscribió un comunicado titulado “De miedos, museos y políticas culturales”[7]. Luego de una breve introducción en la que expresan sus preocupaciones por el ámbito de lo público en materia de cultura, dirigen la discusión hacia la nueva gestión del Centro del Arte Contemporáneo de Quito bajo el siguiente enunciado: “El nombre de nuestro miedo: el CAC y su nuevo mandato de gestión cultural”. Su publicación generó reacciones diversas en la comunidad artística local, no ocurrió lo mismo con las autoridades pertinentes.

➤ El 15 de febrero, León Sierra asumió formalmente sus funciones como Coordinador del CAC[8], luego de obtener este cargo por concurso público, al igual que Pilar Estrada, actual directora ejecutiva del Centro Cultural Metropolitano de la misma ciudad. Ambos han mencionado, en entrevistas principalmente, la necesidad de realizar una renovación institucional, aunque lo asumen de distinto modo. Para León ha tenido que ver con la “democratización” del centro de arte, y el establecimiento de nuevos nombres para las áreas técnicas; por ejemplo, el área de Investigación se convirtió en “Circulación”, y los proyectos de Museología Educativa ahora pertenecen al área de “Transferencia del Conocimiento”. Otra transformación se dio en la Convocatoria para Proyectos Artístico 2016, en la cual se introdujeron dos importantes cambios en relación a las convocatorias anteriormente gestionadas por el CAC: las propuestas debían ser presentadas únicamente por residentes en Quito, y la selección de éstas estuvo a cargo de un equipo técnico integrado por 4 representantes institucionales y un único especialista externo. En la entrevista realizada por Ivonne Guzmán de Diario El Comercio, Sierra intentó presentar los nuevos lineamientos de la gestión del centro, pero la ambigüedad de sus declaraciones no evidencia aún un nuevo proyecto.

met-quito

➤ Por su parte, Pilar Estrada comenzó su proceso de transformación institucional planteando un nuevo nombre para el CCM, que ahora es reconocido como “MET Quito”, nominación que guarda relación con el “MET” de Nueva York. La exposición de obras de la Colección Thyssen-Bornemisza, “Atopía: migración, legado y ausencia de lugar”, gestionada por la directora en tiempo record desde el inicio de sus funciones, augura una práctica museal que contrasta con la gestión previa. Habrá que estar pendiente a la superación del eventismo y las prácticas clientelares heredadas de varias administraciones anteriores en distintos períodos, de acuerdo con la nueva política pública cultural del MDMQ que, a través de la recientemente oficializada “Declaración de Principios para la aplicación a nivel local de los derechos culturales”, pretende “que las actividades culturales sean sostenidas y se repitan de manera periódica, propendiendo a la consolidación de procesos[9].

➤ EL 9 de mayo, Raúl Vallejo se convirtió en el noveno Ministro de Cultura y Patrimonio del Ecuador, en un período de nueve años. Antonio Preciado, Galo Mora, Ramiro Noriega, Ericka Silva, Paco Velasco, Francisco Borja, Guillaume Long, Ana Rodríguez y el actual ministro han tenido siempre el mismo desafío: crear institucionalidad cultural amparada en marcos legales. Pero sin una Ley de Cultura que permita garantizar los derechos culturales constitucionales, no habrá ministro(a) que consiga las transformaciones estructurales que demandan las personas y comunidades a nivel nacional.

➤ El 15 de abril, Cristóbal Zapata, Director Ejecutivo de la Bienal de Cuenca, presentó la lista de artistas seleccionados para la XII edición de este certamen[10], cuya curaduría está a cargo del estadounidense Dan Cameron. Desde una línea alterna a este evento, el 1 de agosto se lanzó la Convocatoria Abierta para participar en Gestión y Producción de Cuarto Aparte 2016.

Desde su emergencia en el 2009, CA ha confrontado simbólicamente a una política cultural institucional desde una gestión cultural independiente, optando por la creación de espacios experimentales de circulación artística. Sin embargo la ausencia de diálogo e intercambio entre ambos proyectos reproduce una brecha entre lo institucional y lo independiente en términos binarios, como si lo primero fuese siempre instituyente, como si lo segundo estuviera siempre “libre de pecado”. La mayoría de actores culturales críticos que transitan entre ambos espacios identifican sus fines actuando desde una postura ética propia. Por ello es pertinente reconocer que la tensión entre estos eventos se genera principalmente por sus diferencias políticas en materia cultural.  En ese sentido vale preguntarse por las cualidades de las prácticas instituyentes y de construcción de valor del arte contemporáneo que propugnan desde sus distintas prácticas. Habrá que considerarlo en el próximo noviembre durante los días más movidos que giran siempre en torno a la apertura de la bienal, y que coinciden con las actividades más importantes de Cuarto Aparte.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

➤ Desde enero de este año, han emergido al menos cuatro proyectos independientes de interés para las prácticas artísticas contemporáneas: Lamerzbau, un sitio web gestionado por artistas visuales de Guayaquil; el Museo Nómada, gestionado por la curadora Anamaría Garzón, la artista Rosa Jijón y el arquitecto Jaime Izurieta; el Laboratorio de Creación Chawpi, dirigido por Gescultura y el artista José Luis Macas; y Ladera, Centro de Producción Artística gestionado por los artistas Pablo Andino, Maio Alvear y Adrián Balseca. Éstas se suman a otras iniciativas como La Selecta, No Lugar – Plataforma de Arte Contemporáneo, La Multinacional Prácticas Artísticas, Entelequia y Salida de Emergencia, que vienen gestionándose desde hace varios años. En este panorama es preciso considerar también a las iniciativas privadas como DPM Gallery (probablemente la galería de arte contemporáneo con mayor trayectoria a nivel nacional), la Editorial Eacheve, la Galería Taller Más Arte, Pentasiete, la galería El Siete y No Mínimo Espacio Cultural, las cuales mantienen programaciones culturales con cierta regularidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

paralaje.xyz / un espacio de escritura crítica y creativa

En este escenario de aparente efervescencia cultural valdría preguntarse ¿quiénes están escribiendo sistemáticamente sobre arte contemporáneo en el Ecuador hoy en día? ¿qué memorias se están produciendo en el acontecimiento vertiginoso de los eventos, exposiciones, charlas, conversatorios y demás encuentros sociales? ¿qué nuevos enfoques teóricos y conceptuales, reflexiones o ideas están acompañando a la creación artística?  Resulta preocupante que la mayor parte de la escritura con que contamos actualmente se encuentre en las páginas de los diarios que se dirigen al público masivo, anónimo e indeterminado, en los escasos y delgados folletos de las exposiciones eventuales o, en el peor de los casos, en los muros y comentarios de facebook. Es penoso reconocer, además, que las ideas producidas para las tesis de maestría de las universidades nacionales que tienen programas relacionados al arte y la cultura, en su mayoría, no logran trascender el espacio académico que las valida, ni consolidar conexiones reales con los espacios sociales de donde extraen información, en donde probablemente la construcción de valor del conocimiento ocurre a través de otros “protocolos” distintos a los académicos.

Durante el proceso de gestación del proyecto editorial de paralaje.xyz, las situaciones mencionadas anteriormente activaron preguntas que trascienden el espacio del arte contemporáneo para abrirse hacia otras prácticas culturales, en un intento por desplegar nuevos horizontes de interpretación.

Nos interesa hacer escritura crítica como una práctica de resistencia frente a la producción predominante de conocimiento sobre arte, cultura y educación. En ese sentido queremos explorar las relaciones entre crítica y educación desde un medio virtual que no comulga, por su naturaleza, con la frivolidad rampante de las redes sociales. Como toda tecnología al servicio de la producción cultural capitalista, éstas ocultan sus potenciales para una educación crítica bajo la creciente espectacularidad de la imagen, limitando la experiencia de los usuarios frente a la cultura visual.

Entendemos a la crítica en su función pedagógica como un proceso de construcción de valor, que se ejerce desde criterios específicos, sobre prácticas artísticas y culturales que son analizadas de acuerdo a métodos científicos formales o experimentales. La noción de crítica que suele atemorizar a artistas y gestores en nuestro medio, la concibe como una suerte de práctica moral o judicial que sanciona tal o cual obra, exposición o evento como “bueno” o “malo”. Queremos alejarnos de esos lugares comunes evidenciando la importancia de construir valores colectivos sobre prácticas culturales y artísticas inscritas en espacios comunes de interpretación. Este es un gran desafío que queremos asumir desde las diferentes experiencias que, como editores y colaboradores, tenemos en distintos frentes: instituciones públicas y privadas, espacios educativos formales y no formales, proyectos independientes, proyectos creativos personales, y exploraciones investigativas que hemos realizado de forma personal en nuestras búsquedas emancipatorias individuales y colectivas.

Reconocemos la importancia de la academia en la producción de conocimiento[11], pero intentamos ser críticos frente a su gestión atrapada en mecanismos burocráticos que condicionan y limitan el trabajo creativo. Por esto creemos necesario conformar un espacio libre para la escritura, propenso a promover la experimentación investigativa en el marco de una rigurosidad, precisión y pertinencia en la creación de contenidos; sin eludir la potencia crítica del humor o el tono desenfadado que contribuyen a una lectura dinámica.

Concebimos la libertad como una condición necesaria para el ejercicio de la crítica, y nos desapegamos de la falsa consciencia de lo “independiente” que predomina en nuestro medio cultural: reconocemos que la supervivencia de un proyecto depende mucho de las negociaciones, principalmente simbólicas, que es necesario emprender para obtener recursos y colaboraciones[12].

Nuestras premisas y propósitos editoriales serán puestos a prueba durante un período de tres meses, en este tiempo funcionaremos en una fase beta, luego analizaremos nuestras prácticas de escritura y su recepción para construir colectivamente un concepto editorial lo suficientemente flexible, capaz de enfrentar las incertidumbres que caracterizan a la gestión cultural independiente y colaborativa.

Ana Rosa Valdez

Directora Editorial de Paralaje.xyz

La Floresta – Quito, 27 de septiembre de 2016

[1] Río Revuelto fue el primer proyecto editorial online sobre arte contemporáneo en el Ecuador, con énfasis en la escena artística de Guayaquil. Se encuentra disponible en: http://www.riorevuelto.net/

[2] Vargas, Gonzalo. Entrevista a Rodolfo Kronfle investigador y curador independiente por Gonzalo Vargas M. La Selecta. Obtenido de http://www.laselecta.org/2016/01/entrevista-a-rodolfo-kronfle-investigador-y-curador-independiente-por-gonzalo-vargas-m/

[3] Kronfle, Rodolfo. De lo micro a lo macro, como es arriba no es abajo:

Socialismo del siglo XXI, altermodernidad y comunidades autónomas en el arte “desde” Latinoamérica. Río Revuelto. Obtenido de http://www.riorevuelto.net/2013/04/de-lo-micro-lo-macro-ensayo-de-rodolfo.html

[4] Ramírez, P. (2016, 16 de mayo). Ecuador: la mitad del mundo (y un poquito más allá). Colección Cisneros. Obtenido de http://www.coleccioncisneros.org/es/editorial/cite-site-sights/ecuador-la-mitad-del-mundo-y-un-poquito-m%C3%A1s-all%C3%A1

[5] El Instituto Superior Tecnológico de Artes del Ecuador constituyó el primer proyecto académico formal de enseñanza artística en Guayaquil. Desde el año 2009, sus instalaciones se establecieron en los bajos del Teatro Centro Cívico en el Parque Forestal, y en dos edificios construidos especialmente para albergar el instituto. Más información sobre esta institución en el siguiente enlace: http://itae.edu.ec/quienes-somos/item/183-informaci%C3%B3n-institucional.html

[6] Yépez, D. (2015, 13 de mayo). El ITAE se integra oficialmente a la Universidad de las Artes, en Guayaquil. El Comercio. Obtenido de http://www.elcomercio.com/tendencias/universidadartes-itae-guayaquil-integracion-estudios.html

[7] Comité de Actores Culturales (2016, 18 de mayo). De miedos, museos y políticas culturales. La Selecta. Obtenido de http://www.laselecta.org/2016/05/de-miedos-museos-y-politicas-culturales/

[8] Redacción Cultura (2016, 17 de febrero). “Es mejor que en el CAC se ejerzan derechos a que solo sea un museo”. El Telégrafo. Obtenido de http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/cultura/7/es-mejor-que-en-el-cac-se-ejerzan-derechos-a-que-solo-sea-un-museo

[9] Resolución No. A015. Alcaldía del Distrito Metropolitano de Quito, Ecuador, 6 de julio de 2016. Obtenido de http://www7.quito.gob.ec/mdmq_ordenanzas/Resoluciones%20de%20Alcald%C3%ADa/A%C3%B1o%202016/RA-2016-015%20%20%20%20%20%20DECLARACI%C3%93N%20DE%20PRINCIPIOS%20-%20DERECHOS%20CULTURALES.pdf

[10] Astudillo, G (2016, 15 de abril). Los artistas invitados para la Bienal de Cuenca fueron anunciados. El Comercio.  Obtenido de http://www.elcomercio.com/tendencias/artistas-bienal-cuenca-certamen-anuncio.html

[11] Recientemente la aparición de INDEX, revista de la Carrera de Artes Visuales de la PUCE, ha significado la apertura de un espacio académico para los procesos investigativos y críticos enfocados en las artes visuales, a través de un importante esfuerzo institucional. El sitio web oficial se encuentra en el siguiente enlace: http://revistaindex.net/

[12] Durante el período en que Río Revuelto se mantuvo activo, aparecieron algunas plataformas similares como La Selecta, que aún mantiene un esporádico trabajo editorial de publicación de contenidos críticos, pero otras como Deskafuero y La-Scolaris[12] que lamentablemente se descontinuaron. Sus sitios webs pueden ser consultados en los siguientes enlaces: http://deskafuero.itae.edu.ec/  y http://www.la-scolaris.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *