Si hubiésemos escuchado a “Próspero”… Desconcertante video de la CCE previo a las elecciones Ecuador 2017

Por Isabel Mena

……….“Nunca quiso escucharme. La cultura es el eje transversal de toda transformación revolucionaria”, recita una voz calmada, resignada y aparentemente llena de sabiduría que habla de la necesidad de “llenar de poesía al pueblo”. Aunque frases como ésta rechinaron en mis oídos desde un principio, tuve que escuchar varias veces el video “Cría Cuervos” realizado por Raúl Pérez Torres, actual presidente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión, hasta comprender por dónde iba. Por suerte, me lo enviaron repetidamente por whatsapp y redes sociales,  acompañado de mensajes tipo “mira, qué bonito lo que dice de la cultura”. Por lo visto,  a la mayor parte de la gente que lo compartió tampoco le quedó claro de entrada lo que se estaba afirmando. Finalmente logré entender que quien nunca quiso escuchar a Pérez Torres es el Gobierno de la Revolución Ciudadana. Como Rafael Correa no le hizo caso y no le dio al pueblo“la oportunidad de abrir su corazón a la cultura”, ahora los cuervos que crió amenazan con sacarle los ojos. No es extraño que el video resulte confuso, pues apela al potencial transformador e inclusivo de la cultura utilizando una noción de cultura tan trasnochada, excluyente y paternalista como la que maneja el Ministerio de Cultura y Patrimonio.

……….Para Pérez Torres, “la nueva clase media olvida pronto a quien posibilitó su ascenso y se convierte en estrella semanal del supermercado”. Aquí hay una clara alusión a aquellos sectores populares que, tras haber experimentado una década de ascenso social, se han desmarcado del oficialismo porque no consideran que éste sigue representando sus intereses. “Ahora sí puede carajear, insultar, solazarse y manifestar su ego escondido”, se indigna la voz narradora al ver a este pueblo malagradecido al que le “han caído del cielo los hospitales, las universidades, las carreteras, el trabajo, el sueldo mensual, las pensiones”. (¿Es que hay que agradecer eternamente a un gobierno que gozó de los precios del petróleo más altos de la historia por haber invertido en salud, educación e infraestructura? ¿Quejarse de los errores de gestión, del despilfarro y, sobre todo, de la corrupción es «síntoma de egoísmo», «individualidad», «mediocridad» y «ambición»?) A falta de cultura, el pueblo “no sabe qué hacer con lo que tiene”, afirma el escritor quiteño, por lo que desorientado ha caído preso de la ideología de los “mass media” y de “los falsos profetas” de la política. (Aparentemente la crisis económica, la criminalización de la protesta social, la falta de fiscalización, la censura a la prensa, el extractivismo agresivo no son factores a tener en cuenta).

……….El problema, para Pérez Torres, es que al pueblo “se le entregó el pez sin enseñarle a pescar”. Esta frase deja claro que el presidente de la Casa de la Cultura concibe a la gestión cultural de manera muy similar a Benjamín Carrión en la primera mitad del siglo XX. “Carrión no superó nunca sus propios orígenes culturales que estaban firmemente arraigados en un mundo supuestamente dividido entre “civilización y barbarie”. […]. La civilización se entendía siempre en términos paternalistas […] mientras que la barbarie evocaba aquellas fuerzas salvajes que esperaban la bondad y la salvación de algún Próspero para así comenzar a vivir de verdad” (Handelsmann, 47). Pero no se trata aquí de criticar la gestión de Benjamín Carrión que, al fin y al cabo, creó la institución cultural que en su época fue la más fuerte del país y tuvo un discurso hijo de su tiempo. Lo que resulta desconcertante es el hecho de que, más de setenta años después, el actual Presidente de la Casa de la Cultura proponga un nuevo matiz de las  categorías de «civilización y barbarie» y se conciba a sí mismo como el “Próspero” al que la Revolución Ciudadana no supo escuchar. (Sorprende también que se queje de que el Gobierno no le ha hecho caso, cuando la CCE es la institución cultural que más fondos públicos recibe y que mayor capacidad de organización, lobby y gestión ha demostrado a la hora de mantener su autonomía frente al proceso de la Ley Orgánica de Cultura. Lástima que su agencia cultural no sea equiparable a su agencia política [Valdez, 2016]).

 

Video encontrado en el sitio web de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Para verlo, dar click en este enlace.

……….Hablar de la necesidad de poner en manos del pueblo “analfabeto de principios y de símbolos” “el arte, la ética y la estética”  es caer en la producción de una «cultura constituida», es decir, aquella versión de la cultura que “a la vez que habla de desarrollo, en verdad sostiene el status quo. Y cuando dice cultura, en realidad dice «intereses», y cuando habla de transformación, en realidad se refiere a operaciones premeditadamente concebidas para satisfacer unas agendas particulares fácilmente identificables” (Noriega, 30). La agenda de Pérez Torres parece ser la de crear un pueblo «culto» (léase domesticado) que no carajee, insulte ni se atreva a «enseñorearse» o a «pervertirse» con ideologías o conductas que “Próspero” considera inadecuadas.

……….Este tipo de discursos desvirtúan el potencial revolucionario que sí tiene la gestión cultural cuando se la asume como promotora de disenso y debate, cuando promueve la creatividad y la cooperación, “entendiendo por cooperar construir «con», no «para» ni construirle «a»” (Vicario, 23). La gestión cultural que busca una verdadera transformación social evidencia su lugar de enunciación y da cabida a múltiples voces enfrentadas. Promueve el desarrollo de «espectadores emancipados» (Ranciére), es decir, críticos y cuestionadores, pero empáticos con la diferencia. La cultura transformadora que Ramiro Noriega llama «constituyente» “es el espacio de la duda, el espacio, de la imaginación y de la interrogación permanente” (31). (Cabe recalcar que aunque en teoría el exministro Noriega parece tener muy clara la diferencia entre una gestión cultural al servicio de intereses particulares y una gestión que busca un horizonte emancipatorio colectivo, el Ministerio de Cultura y Patrimonio no se ha caracterizado por fomentar prácticas autónomas que instalen debates. Si bien, por un lado, los fondos concursables y los premios de la última década han incentivado al campo artístico, por otro, han forzado la “afinidad entre las propuestas artísticas y las agendas privadas de funcionarios de turno” [Valdez, 2016]).

……….Frente al afán controlador y centralizador de varios aspectos de la ya aprobada Ley Orgánica de la Cultura, no podemos perder de vista esta diferenciación entre «cultura constituida» y «cultura constituyente» a la hora de redactar los reglamentos respectivos, pues estos definirán el espíritu y las reglas de juego de la gestión cultural  gane quien gane las elecciones. Sin una transformación del sentido de la cultura y sin procesos culturales verdaderamente pluralistas, descentralizados y autónomos no habrá transformación social posible, y el artículo de la Constitución que nos define como un Estado plurinacional e intercultural seguirá siendo un papel.

……….Dice Pérez Torres que, por no escucharle, se han criado cuervos, aves negras de mal agüero. Puesto que estoy convencida de que los procesos culturales transformadores y la transformación social presuponen un diálogo constante, y la voluntad de comprender al otro y ponerse en sus zapatos, me tranquilizó leer que estos pájaros no se merecen la mala fama que tienen. En realidad son criaturas sumamente inteligentes que se comunican entre ellas mediante un sofisticado sistema de gestos no vocales e incluso son capaces de mostrar empatía con sus semejantes.

Texto de Isabel Mena

Edición de Ana Rosa Valdez y Susan Rocha

.

Bibliografía

Fernando Vicario. “Los nuevos mecanismos de la cultura en los procesos de desarrollo”. En María F. Troya (comp.). Cultura y Transformación Social.  Quito: Organización de Estados Iberoamericanos (O.E.I.)

Ramiro Noriega F. “Mientras nos alejamos, nos acercamos: desafíos de la cultura constituyente”. Cultura y Transformación Social.  Quito: Organización de Estados Iberoamericanos (O.E.I.)

Michael Handelsman. “Visiones del mestizaje en Indología de José Vasconcelos y Atahuallpa de Benjamín Carrión”. En Juan Carlos Grijalva y Michael Handelsman (edits.). De Atahuallpa a Cuauhtémoc. Los nacionalismos culturales de Benjamín Carrión y José Vasconcelos. Pittsburgh: instituto Internacional de Literatura Iberoamericana, 2014.

Ana Rosa Valdez. “7 intuiciones sobre el campo artístico”. En Paralaje.xyz. 31 de diciembre de 2016. Visitado el 28 de marzo de 2017 en http://www.paralaje.xyz/7-intuiciones-sobre-el-campo-artistico-artecuador2016/.

Raúl Pérez Torres, “Cría Cuervos”. En Casa de la Cultura Ecuatoriana. 14 de marzo de 2017. Visitado el 28 de marzo de 2017 en http://www.casadelacultura.gob.ec/?ar_id=11&no_id=7805&palabrasclaves=editorial,%20Ra%C3%BAl%20P%C3%A9rez%20Torres,%20Cultura,%20Cr%C3%ADa%20Cuervos&title=%27Cr%C3%ADa%20Cuervos%27,%20una%20reflexi%C3%B3n%20de%20la%20Cultura%20por%20Ra%C3%BAl%20P%C3%A9rez%20Torres&imagen_para_facebook=imagenes/cria_cuervos.jpg

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *