Written by 13:00 Debates culturales • One Comment

Condenados a la Melvincultura

Por Ana Rosa Valdez

En medio de la emergencia sanitaria que vivimos, el incremento de contagios y decesos en el Ecuador, la crisis económica, el colapso del sistema de salud, la presión psicológica de la cuarentena y las inquietudes por el futuro que nos espera, los brotes de odio, regionalismo, racismo, clasismo y xenofobia han agravado la situación. Entre los innumerables memes que circulan en las redes sociales, surgieron burlas y ofensas contra las personas que viven en la provincia del Guayas: se alude al comportamiento de un sector de la población que ha desacatado la restricción de movilidad impuesta por el gobierno, lo cual ha contribuido, según indican los voceros oficiales, a la rápida propagación del virus en el país. 

El martes 24 de marzo, en la página de facebook del Museo Municipal de Guayaquil, circuló un texto del director de cultura Melvin Hoyos que responde a la oleada de regionalismo. El contenido xenófobo, racista y clasista del artículo suscitó un vertiginoso cúmulo de opiniones críticas, aunque también alcanzó —hay que decirlo— decenas de likes, corazones y shares en dicha plataforma.

Desde el comienzo de su “acalración” (sic) Hoyos se victimiza frente a los comentarios regionalistas: “donde está lo avispado de los MONOS, si es en Guayas donde, por su indolencia, se propaga más el virus”. Su reacción es reivindicar a los guayaquileños de pura cepa y canalizar el odio hacia lo que él denomina “la gente más primitiva e ignorante del país”.  

Esta victimización presupone una relación asimétrica entre los monos legítimos y la “enorrrme migración de gente, extremadamente ignorante —en su generalidad—indolente e indisciplinada” que, “valiéndose” de la generosidad de guayacenses y guayaquileños, han alcanzado una vida mejor. Hoyos siente que pertenece a una distinguida minoría que ha sido perjudicada por los inmigrantes, y aquí incluye a los miles de venezolanos que “se afincaron en nuestra ciudad para vivir como parásitos”.

La noción esencialista de guayaquileñidad que el gobierno local ha promovido desde los años noventa, y que aparece en la infame “acalración” de Hoyos, se funda en una supuesta legitimidad de origen: son guayaquileños los descendientes de la nobleza colonial española. El resto somos “pobre gente” de “deficiente condición”. Sin ilustres linajes que presumir, pululamos como parias a la deriva en una ciudad cuyos autoridades culturales nos expulsan simbólicamente de la historia urbana. Por eso el miembro de la Academia Nacional de Historia recurre a la idea del “primitivo” y del “ignorante”, un gesto coherente con sus publicaciones sobre Guayaquil, en las que evita mencionar la importancia de las migraciones indígenas, cholas, montubias y afro que han contribuido a enriquecer económica, social y culturalmente el puerto. 

En este discurso es evidente la separación clasista que promueven las élites gobernantes de Guayaquil entre la ciudad y el campo. En estas últimas semanas hemos constatado, como un golpe en la cara, la radical importancia de los territorios y las comunidades campesinas en la subsistencia de los espacios urbanos. Pero, Hoyos, en su estrechisima perspectiva del mundo, no reconoce que las fronteras citadinas son muy tenues y frágiles con respecto a lo rural: ¿de dónde viene el agua? ¿de dónde viene la comida? 

“Esta pobre gente”, según Hoyos, es la que no acata las medidas de gobierno para evitar la propagación del Covid-19, “convirtiéndose en peligrosísimos vectores de contagio y agrabando (sic) enormemente la situación de nuestra ciudad y la población de sus MONOS”. Cabe preguntarse cuánto le importa la vida de estas personas al funcionario municipal, es decir, la mayoría de quienes habitan en la ciudad que le paga el sueldo desde 1992, cuando ingresó a trabajar como director de la Biblioteca Municipal.

Es curioso que cada palabra de su discurso sea contradictoria. Si, según Hoyos, los que no son “monos” llegaron a Guayaquil “desde hace muchísimos años”, el texto que circuló en facebook es un ejemplo de su propia mediocridad e ineptitud. ¿Por qué no han surtido efecto, durante todo este tiempo, los programas culturales y educativos del museo y la biblioteca municipales, los eventos folclóricos, los desfiles de moda, los libros autopublicados con fondos públicos, la censura previa del Salón de Julio…? ¿Este señor no se pregunta por su propio rol en los problemas socioculturales de la ciudad? Quizás le venga bien reconsiderar su visión del parasitismo.

En un reciente artículo de diario Expreso Hoyos reafirmó su postura, mientras casi 1500 actores culturales del país -al momento- exigen su renuncia ante la Alcaldesa Cynthia Viteri en Change.org. Esto evidencia, una vez más, que este señor no representa ni al sector cultural ni al civismo que demanda su cargo. En Paralaje nos sumamos a esta petición, siendo coherentes con las múltiples entrevistas y críticas a la gestión del Museo Municipal de Guayaquil que hemos publicado anteriormente.

CAPTURAS DE PANTALLA 

El texto de Melvin Hoyos fue borrado de la cuenta de facebook del Museo Municipal entre el 24 y 25 de marzo. Tomamos estas capturas de pantalla de La República:

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN PARALAJE

“El senado lo sabe, el cónsul lo ve, y Este sigue vivo!”. Entrevista con Mario Campaña

¿Cómo se cuenta la historia de Guayaquil en el Museo Municipal? Entrevista con Ángel Emilio Hidalgo

La «tiranía de la tutela» en la administración pública de cultura. Entrevista con Andrea Crespo

Doce artistas opinan sobre el Museo Municipal de Guayaquil #12 José Hidalgo-Anastacio

Doce artistas opinan sobre el Museo Municipal de Guayaquil #11 Juan Carlos Fernández

Doce artistas opinan sobre el Museo Municipal de Guayaquil #10 Fernando Falconí

Doce artistas opinan sobre el Museo Municipal de Guayaquil #9 Ilich Castillo

Doce artistas opinan sobre el Museo Municipal de Guayaquil #8 Marco Alvarado

Doce artistas opinan sobre el Museo Municipal de Guayaquil #7 Gabriela Chérrez

Doce artistas opinan sobre el Museo Municipal de Guayaquil #6 Daya Ortiz

Doce artistas opinan sobre el Museo Municipal de Guayaquil #5 Xavier Patiño

Doce artistas opinan sobre el Museo Municipal de Guayaquil #4 Aurora Zanabria

Doce artistas opinan sobre el Museo Municipal de Guayaquil #3 Dennys Navas

Doce artistas opinan sobre el Museo Municipal de Guayaquil #2 Jorge Velarde

Doce artistas opinan sobre el Museo Municipal de Guayaquil #1 Saidel Brito

 

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN RÍO REVUELTO

http://www.riorevuelto.net/2014/07/salon-de-julio-2014-museo-municipal-de.html

http://www.riorevuelto.net/2013/07/salon-de-julio-2013-museo-municipal.html 

http://www.riorevuelto.net/2012/07/salon-de-julio-2012-museo-municipal.html 

http://www.riorevuelto.net/2011/05/el-salon-de-julio-y-el-sexo.html

http://www.riorevuelto.net/2011/07/salon-de-julio-2011-dossier.html 

PORTADA: Ilustración de Tyrone Luna

(Visited 81 times, 1 visits today)
Close