Doce artistas opinan sobre el Museo Municipal de Guayaquil #3 Dennys Navas

Por María Gabriela Fabre y Ana Rosa Valdez

Hace un poco más de tres semanas el Director de Cultura y Promoción Cívica del Municipio de Guayaquil, Arq. Melvin Hoyos, declaró que a pesar de mantenerse 26 años en el cargo no hay nadie preparado para sucederlo. Presentamos doce entrevistas con artistas que actualmente viven en la urbe para conocer sus opiniones sobre la gestión del Museo Municipal de la ciudad donde su figura ha sido gravitante. Varios de ellos han obtenido premios y reconocimientos en eventos organizados por aquella institución, a más de ser docentes universitarios con experiencia.

Hemos convocado a creadores y creadoras emergentes, de mediana y larga trayectoria, en su mayoría personajes de indiscutible relevancia en la escena local y nacional. Esperamos que estas declaraciones contribuyan a analizar las políticas y programas culturales del gobierno local, y más en específico del Museo Municipal, en un sentido crítico y reflexivo.

Dennys Navas (1990) es artista visual y docente. Cursó sus estudios en el Instituto Superior Tecnológico de Artes del Ecuador “ITAE” y la Universidad de las Artes. Ganador del Premio Nuevo Mariano Aguilera, en la categoría creación artística, en el año 2015. Ha participado en exposiciones individuales y colectivas a nivel nacional e internacional. Actualmente es representado por la Galería DPM de Guayaquil.

Recientemente el Director de Cultural del Municipio declaró que a pesar de mantenerse 26 años en el cargo no hay nadie preparado para sucederlo. Vale preguntar, ¿qué opinión tienes de su gestión en el Museo Municipal?

Estoy involucrado en la escena artística de la ciudad desde el 2008-2009, aproximadamente, año en el que empecé a estudiar arte. Desde aquel entonces hasta la actualidad no he visto progreso en la gestión del Museo Municipal. En aquella entrevista el Director Melvin Hoyos habla de una gestión cultural exitosa y pone como ejemplo el Festival de Artes al Aire Libre. A mi criterio el FAAL, hace ya mucho tiempo, no es más que una feria cualquiera, donde no hay jurados respetables con criterios de selección. El evento como tal no alcanza mayor repercusión y mucho menos aporta a la escena artística local. Lo mismo ha pasado con el Salón de Julio, hace mucho tiempo que dejó de ser un interesante punto de inflexión en la escena local. Quizás su último mejor momento fue en el periodo de gestión de Pilar Estrada. El salón actual, con las políticas mediocres de selección que maneja, ha dejado de ser un referente importante. Lo único que puedes encontrar, cuando visitas las inauguraciones, son inocentadas, lugares comunes, temas re-manoseados, nada verdaderamente interesante. Los responsables son quienes permiten exponer aquello. Muchos artistas que sí están comprometidos con su trabajo, que tienen algunos años de trayectoria, y que están realizando una investigación propositiva, deciden no enviar por que hay un desencanto con las políticas culturales del museo.

¿Piensas que es tiempo de un relevo?

Claro que sí. Hace años que esa institución al igual que la Casa de la Cultura o el MAAC necesitan relevos, con gente que esté al tanto de la movida cultural contemporánea, que pueda pensar desde otros horizontes, y tomar como referencia lo que se está haciendo a nivel regional. Por ejemplo, considerar el caso de Bogotá o Lima, que han logrado una escenas culturales interesantes. La gestión cultural que necesitamos debe partir desde un fondo de contraste y con un punto de referencia. No se puede seguir haciendo las cosas como hasta ahora.

¿Crees que en la ciudad hay personas capacitadas para hacerlo?

Sin duda, claro que las hay.  El problema, creo yo, es que hay un asunto político de por medio que pone trabas para que otros puedan ejercer esos cargos. Como lo dije anteriormente, Pilar Estrada en su corto tiempo en el Museo Municipal intento manejarlo de forma distinta. Sin embargo, su paso fue muy breve. Seguramente hay una lista de personas con mente fresca y nuevos horizonte capaces de cumplir aquella función (hagan una convocatoria y veremos). Es casi un insulto y una desfachatez la afirmación del señor Melvin Hoyos al creerse irremplazable.

¿Qué harías distinto o que propuestas te gustaría ver implementadas?

Haría muchas cosas distintas, sinceramente. Pero no se puede pretender cambiar todo de un solo cachetazo. Desde lo que me compete de manera inmediata, cambiaría las políticas del Salón de Julio, trabajando con un jurado verdaderamente serio, con trayectoria de nivel internacional, que pueda entrar en sintonía con las practicas artísticas contemporáneas. El enfoque del salón debe cambiar ¡ya! Se lo sigue pensando de forma muy modernista donde aún prima la “pintura de caballete”. Se debe implementar lógicas más abiertas e inclusivas donde se den aperturas a diversos medios. Lo mismo se puede aplicar para el FAAL.

Creo que hay muchas cosas por hacer.  De momento, el Salón y el FAAL son los eventos con los que más me he involucrado. No estoy muy al tanto de otras actividades llevadas a cabo por el museo, como las de música o teatro.

Es una pena que hoy en día no haya ningún espacio cultural público o museo que cuente con una sala de exposiciones permanente donde se pueda ver el arte que está sucediendo, o que ha sucedido en los últimos años en esta ciudad. Hay una gran deuda que tendrá que ser saldada.

¡Mañana continuaremos con una entrevista a la artista visual y docente Aurora Zanabria!

.

Foto de portada: Diario El Telégrafo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *