Intercambios y migraciones: Entrevista a Florencia Guillén

La artista mexicana Florencia Guillén participó en la versión 2014 de LARA (Latin American Roaming Art). Como reconocimiento a su trabajo realizó una residencia en Filipinas cuyo resultado se puso a dialogar al interior de la muestra LARA 2016 en el CAC de Quito. Aquí una breve charla con el curador Rodolfo Kronfle sobre su trabajo.

 –

Rodolfo Kronfle Chambers: Cuéntanos un poco sobre tu práctica artística en general. ¿Cuáles son tus intereses o enfoques principales, y qué tipo de aproximaciones se reiteran en tu trabajo?

Florencia Guillén: Mi práctica está muy basada en investigación, viajes y búsqueda de historias. Me interesa hacer observaciones sobre la cotidianidad que a veces no me es familiar para encontrar puntos en común con mi contexto cultural para hacer asociaciones entre lugares lejanos que denotan intercambios y migraciones.

 Mis piezas nacen de situaciones simples como la interacción básica de ir al mercado, andar por una calle o de conversaciones con gente. Estos momentos que parecerían insignificantes registran lo más básico de mi existencia y de la gente que me rodea y que de otra manera, son instantes que desaparecerían de la memoria social. En estas situaciones que parecerían fútiles, se reflejan circunstancias de relevancia colectiva.

Uso distintos medios para formalizar estas investigaciones. El formato lo decido de acuerdo a los temas que estoy abordando pero como constante parto del video y la entrevista para luego crear piezas sonoras, de texto, dibujo, y últimamente en textil. 

 –

Ricardo Bohórquez

Ricardo Bohórquez

Ricardo Bohórquez

RK: Fruto de tu destacada participación en la edición de LARA 2014 obtuviste una residencia dentro del programa del Museo Metropolitano de Manila. Cuéntame cómo fue la dinámica de aquella residencia y que cuestiones te llamaron más la atención durante tu tiempo en Filipinas.

FG: La pieza que hice en LARA 2014 a partir de la residencia en Oaxaca, fue un gobelino de lana con un icono textil inventado, que significa la conducta de las mujeres en resistencia y situaciones de levantamiento social. Esta pieza fue la primera que hice usando textil y ha sido un giro importante en mi obra ya que a partir de esto, me ha interesado el textil como símbolo sociológico e histórico. Por esta razón mi residencia en Filipinas se centró en visitar comunidades con producción textil artesanal en el norte de Luzón. Hicimos  un viaje en carretera por varios días donde paramos en distintas ciudades que producen técnicas como  Inabel y Piña,  tela de fibra de piña.

Visitamos tejedores tradicionales de comunidades muy pequeñas y otras más grandes, una escuela de tejido, museos, a diseñadores contemporáneos que rescatan técnicas artesanales pero re-contextualizan la tradición, ferias de arte, etc.  Las visitas fueron muy interesantes ya que los telares hechos de bambú, las tejedoras y sus costumbres, los temas de los textiles y sus funciones son distintos al textil mexicano pero hay similitudes y traducciones que hacen que resalten las coincidencias entre culturas al parecer muy diferentes.

Además del tema textil, me interesaba el intercambio cultural que hubo entre México y Filipinas durante la colonia española. En realidad encontré mucha similitud en creencias, comida, apropiaciones de la lengua española en la filipina, etc., y de esto me surgió el interés por ahondar en los conexiones creadas a través del Galeón de Manila.

El tema del viaje y las concordancias entre culturas lejanas, como ya mencioné, son temas centrales a mi obra así que fue casi natural el desarrollo de la pieza para LARA 2016.

Además de estos viajes e investigaciones, tuve una exposición de mi obra más reciente acerca de la narrativa que puede nacer de un volcán en el MET Manila.

Ricardo Bohórquez

Ricardo Bohórquez

RK: El trabajo que desarrollaste y que se presenta en esta edición de LARA tiene que ver con puntos de contacto e historias en común entre dos contextos muy alejados entre si. Háblame un poco de las obras que realizaste y cómo fue el proceso de investigación y producción de las mismas.

FG: Vela de Piña es una versión escalada de un sobrejuanete mayor de un Galeón de Manila, hecha con tela de fibra de piña filipina. Esta tela está hecha con fibras de hoja de la planta y lleva un proceso artesanal elaborado. La tradición fue iniciada en Filipinas después de que la planta fue llevada durante épocas coloniales. Se estima llega al Sureste de Asia en el siglo XVI  y es apropiada para la fabricación de esta tela que a su vez es usada para vestimenta principalmente.

En esta pieza, la tela encarna el traslado, el cambio, la diseminación cultural y una costumbre local creada por la llegada circunstancial de una planta en particular.

La vela y su estructura representan los híbridos culturales resultados de la migración, el intercambio, las apropiaciones y complejidades de la condición postcolonial. Es una pieza monumental que expone la constitución de la tela, su trasparencia, textura, delicadeza y los reflejos creados a partir de las luces.  En la reconstrucción del sobrejuanete de un galeón, se intenta contraponer lo tecnológico y colonial en relación a lo local y artesanal.

Paralelo a Vela de PiñaLip Sync –un díptico de video- muestra a una mujer cantando en dos puertos distintos: uno en Filipinas y otro en México. No se escucha la canción, pero Seda y Valor, un linotipo junto a los videos, devela la letra. La canción es un canto marinero acerca de los objetos que se intercambiaban entre México y Filipinas durante la colonia española.

El proceso de investigación se centró en la historia del Galeón de Manila,  los productos, costumbres y herencias de ambos espacios. Lo que influenció el formato fue la narrativa de canciones marineras y la presencia del intercambio en canciones tradicionales mexicanas que hablan de productos asiáticos como la seda. Las tres piezas se complementan y fungen como registro contemporáneo del vestigio colonial.

Crédito fotos: Ricardo Bohórquez

® Asiaciti Trust LARA Project LLP

 –

Ricardo Bohórquez

Ricardo Bohórquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *