Ocho años de No Lugar. Entrevista a Francisco Suárez por Gonzalo Vargas M.

OCHO de No Lugar

Por Gonzalo Vargas M.

 

No Lugar cumple ocho años y no es poca cosa. Son contados los proyectos independientes a nivel nacional que han logrado sobrevivir el que parece un eterno periodo de crisis en el que se encuentra el Ecuador. No Lugar es un espacio que mantiene una activación constante del campo local del arte y lo ha conseguido, en buena medida, gracias a la circulación una gran cantidad de propuestas artísticas, cuya diversidad ha enriquecido las comprensiones que los públicos y artistas tienen sobre el arte contemporáneo.

A continuación, presentamos una entrevista realizada a Francisco Suárez, actual director de la galería, quien nos brinda un amplio panorama de lo realizado a lo largo de estos ocho años de trabajo constante. Acompaña esta entrevista el registro fotográfico de Joshua Pazos de la muestra: [ i n f i n i t ∞ ], colectiva que reúne a una serie de artistas con los que el espacio ha venido trabajando en estos últimos ocho años de gestión.

Que sigamos celebrando…

¿Quiénes conformaron originalmente No Lugar y quiénes lo componen ahora?

No Lugar se funda en abril de 2010, su primer espacio funcionó en el barrio de Guápulo para posteriormente hacerlo en La Floresta (en la casa de ceroinspiración) y desde el año 2013 se encuentra en el Centro Histórico de Quito. Sus co-fundadores son: David Cevallos, Eduardo Carrera, Rubén Darío Díaz Chávez, Boloh Miranda Izquierdo, Tania Rivadeneira, Carlos Buitrón, Francisco Suárez, Cristina Díaz, Byron Toledo y Consuelo Crespo.

¿Cómo era su visión del medio artístico en la ciudad en el momento en que egresaron de la universidad? ¿por qué vieron la necesidad de crear No Lugar?

Cuando estábamos por terminar nuestra carrera universitaria vimos que el medio artístico local tenía necesidades que no se estaban satisfaciendo en ese momento. Los espacios independientes o privados dedicados a trabajar en arte contemporáneo que estaban funcionando en ese momento eran pocos (ceroinspiración, El Conteiner) y entendíamos su labor como algo importante en la ciudad; por otro lado, estaban otros espacios mixtos (Bocabierta, La Naranjilla Mecánica) que también proponían una agenda y actividades relacionadas al arte contemporáneo. Nos encontrábamos en un momento de institucionalidad casi nula y en crisis. El Centro de Arte Contemporáneo no existía aún como tal, y espacios más tradicionales como la Casa de la Cultura Ecuatoriana o el Centro Cultural Metropolitano se sentían distantes y herméticos.

Dados estos factores sentimos que hacía falta un espacio abierto a propuestas de artistas emergentes que estaban tratando de incorporarse a un campo profesional, y que estaban en busca de espacios donde mostrar su trabajo. Así, decidimos desde un grupo de compañeros y amigos que sentían esta necesidad, hacer nuestro propio espacio.

Kuzkina Mat. Carrito fanzinero. Objeto contenedor y publicaciones. Dimensiones variables. 2017

¿Cómo han cambiado los objetivos de No Lugar desde ese primer planteamiento colectivo hasta la actualidad?

No Lugar surge a partir de abril del año 2010, a modo de crítica constructiva al sistema del arte en Quito. Hemos trabajado con agentes culturales independientes e institucionales nacionales e internacionales. En un primer momento (2010-2011) No Lugar buscaba mostrar el trabajo de artistas jóvenes en exposiciones de una noche que iban acompañadas de una fiesta posterior a su inauguración. Era claro y simple lo que hacíamos: visibilizar el trabajo de artistas jóvenes locales e internacionales en la ciudad. Con el tiempo el proyecto ha ido madurando y creciendo, y sus objetivos se han diversificando. En estos 8 años de gestión No Lugar ha desarrollado diferentes programas que han generado una propuesta cultural diversa en el campo artístico local e internacional.

 Los programas que ha desarrollado No Lugar son:

  • Programa que exhibe artistas locales e internacionales.
  • Acoge tanto artistas como curadores y otros actores culturales locales e internacionales para trabajar en Quito.
  • Incluye talleres de formación, charlas y encuentros de artistas y curadores invitados, además de clínicas de artistas.

Entendemos a No Lugar como un proyecto que combina la producción artística con la práctica curatorial; con el fin de operar autónomamente se activa tanto como un espacio de residencias artísticas, talleres y exposiciones. No Lugar desafía activamente preconcepciones mediante la fusión de estas estrategias para apoyar y presentar arte contemporáneo, dirigido a la búsqueda de nuevas contribuciones en el medio ecuatoriano y latinoamericano, tanto en la práctica artística y a nivel de gestión institucional.

Actualmente vemos nuestra práctica como un agente dentro del campo artístico-cultural que busca generar condiciones para el desarrollo de diferentes propuestas artísticas en el amplio campo de acción que ofrece el arte contemporáneo.

Johanna Villavicencio. Ficciones.Tinta sobre cartulina (políptico). Dimensiones variables. 2018

Christian Tapia. El hormiguero. Tinta china sobre papel. 30 cm x 42 cm cada uno. 2017

¿Cuáles han sido los hitos de la gestión de No Lugar en estos ocho años?

A lo largo de este tiempo de gestión hemos inaugurado más de de 110 exposiciones entre colectivas e individuales de artistas locales e internacionales, en el espacio de No Lugar y en otros espacios independientes e institucionales dentro y fuera del país, exhibiendo a más de 280 artistas emergentes, de mediana carrera y estudiantes universitarios. Participamos en 8 ferias internacionales de arte en Argentina, Colombia y España.

En el formato de residencias hemos trabajado con un total de 120 residentes (entre artistas, gestores y curadores) provenientes de Argentina, Austria, Bélgica, Brasil, Chile, Colombia, Dinamarca, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Francia, Japón, México, Nueva Zelanda, Perú, Portugal y Venezuela realizando un total de 5 residencias colectivas y 89 individuales.

En nuestro programa educativo hemos realizado más de 25 talleres teórico-prácticos, conversatorios, clínicas de producción artística y encuentros para reflexionar sobre las prácticas artísticas contemporáneas. Además en 2017 desarrollamos la primera edición de Nodo – programa para artistas de No Lugar.

Martina Avilés. Autorretrato. Fotografía digital. 78 cm x 63 cm. 2018

María José Argenzio. Demi Plié.Video loop. 7’ 14’’. 2012. Enlace del video: https://vimeo.com/71271482

Entre los hitos de No Lugar podemos nombrar:

  • Exposición de artes visuales en el mes del Orgullo LGTIQ+: En el marco del mes del Orgullo LGBTIQ+ y en colaboración con el colectivo Cultura y Diversidad y otras instituciones realizamos las 4 primeras ediciones de esta muestra entre el año 2013 y 2016.
  • Antología de Proyectos No Lugar 2010 – 2013: Fue una publicación realizada en colaboración con Sala Proceso de la Casa de la Cultura Ecuatoriana núcleo del Azuay. Comprendió una recopilación del trabajo realizado por No Lugar desde sus inicios hasta el año 2013 y se lanzó conjuntamente con la inauguración de la exposición colectiva ‘Mucho Más Al Sur’ realizada en Sala Proceso igualmente. El proyecto se realizó entre mayo y agosto de 2013.
  • Participación en ferias internacionales de arte: Desde el año 2012 al 2017 hemos participado en las ferias Junta (Buenos Aires), arteBA (Buenos Aires), Odeón (Bogotá) y JustMad (Madrid) con el fin visibilizar, difundir y comercializar el trabajo de artistas ecuatorianos en el exterior.
  • Pulso: Programa para la representación de artistas locales que proponía realizar seguimiento al proceso de artistas locales y entregarles un incentivo económico para el desarrollo de proyectos. El programa incluía un seguimiento continuo del trabajo de los participantes del mismo, una exposición individual producida por No Lugar y la posibilidad de participar en una feria de arte. El programa se desarrolló de junio de 2014 a octubre de 2015.
  • Queer City Quito: Es la tercera edición de Queer City, proyecto curatorial desarrollado por Artseverywhere y Lanchonette.org en Sao Paulo en sus dos primeras ediciones. Contó con una agenda de exposiciones, talleres, performances, cine y seminarios en el marco de la programación cultural del mes del orgullo LGBTIQ+. Fue un proyecto colectivo que reunió activistas, artistas e investigadores en un programa de actividades artísticas, de expresión y de análisis sobre la relación entre lo ‘queer’ y la vida en la ciudad contemporánea. No pretendía definir lo “queer, cuir, kuyr”, y no se limitó a las consideraciones de los habitantes de la ciudad. Queer City Quito buscó excavar la identidad queer a través de una experiencia colectiva. Se realizó entre junio y julio de 2017.
  • Nodo Programa para Artistas de No Lugar primera edición: El programa Nodo ofrecía una beca para artistas que consistió en un espacio de taller en una casa ubicada en el centro de la ciudad y un acompañamiento para desarrollar proyectos que incluía talleres de lectura, mesas de diálogo, seguimiento de procesos, talleres teórico-prácticos, asistencia curatorial local e internacional y dos exposiciones desarrolladas en la ciudad de Quito y Guayaquil. Nodo se realizó de marzo a diciembre de 2017.
  • Simposio curatorial ‘Estrategias en uso’: En el marco del Programa Nodo y en colaboración con el Colegio de Comunicación y Artes de la Universidad San Francisco de Quito, realizamos el simposio Estrategias en Uso: Espacios para el arte / prácticas curatoriales con la participación de cuatro curadores internacionales donde se realizaron un total de cuatro conferencias en dos días en las instalaciones de la USFQ. El evento se realizó en agosto de 2017.

Andrea Vivi Ramírez. Serie Desbordes. Lienzo crudo, hilos pintados y recortes de tela preparada. Dimensiones variables. 2015 (izquierda). Christian Proaño,Escuchando Cage,Monotipo sobre papel, 100 cm x 75 cm, 2017 (izquierda).

David Cevallos D. Escultura Namekusei.  Papel maché, figuras combinables. Dimensiones variables. 2015 – 2018. Espíritus del vudú. Acrílico sobre papel. 42 cm x 29,7 cm. 2018. Adoración de los magos. Acrílico sobre papel. 42 cm x 29,7 cm. 2018 (izquierda). Pablo Andino. Cascada. Inkjet print sobre sintra. 80 cm x 58 cm. 2015 (derecha).

¿Cuáles han sido los aportes de No Lugar al campo artístico local en estos años?

No Lugar ha funcionado como una plataforma para diversas propuestas artísticas durante estos años, creemos que nuestro trabajo ha sido el de ofrecer condiciones para que las propuestas, propias y de varios agentes culturales locales e internacionales, puedan tener un correcto desarrollo. Hemos implementado un modelo de gestión que nos ha permitido ofrecer una agenda diversa que ha buscado llenar ciertos vacíos en cuanto a la oferta cultural en la ciudad. En este sentido creemos que los aportes son varios.

A lo largo de este tiempo de gestión hemos inaugurado más de de 110 exposiciones entre colectivas e individuales de artistas locales e internacionales en el espacio de No Lugar y en otros espacios independientes e institucionales dentro y fuera del país, exhibiendo más de 280 artistas emergentes, de mediana carrera y estudiantes universitarios. Participamos en 8 ferias internacionales de arte en Argentina, Colombia y España.

En el formato de residencias hemos trabajado con un total de 120 residentes (entre artistas, gestores y curadores) provenientes de Argentina, Austria, Bélgica, Brasil, Chile, Colombia, Dinamarca, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Francia, Japón, México, Nueva Zelanda, Perú, Portugal y Venezuela realizando un total de 5 residencias colectivas y 89 individuales.

En nuestro programa educativo hemos realizado más de 25 talleres teórico-prácticos, conversatorios y encuentros para reflexionar sobre las prácticas artísticas contemporáneas. Además en 2017 desarrollamos la primera edición de Nodo – programa para artistas de No Lugar.

En este sentido No Lugar ha ofertado una agenda cultural amplia en la ciudad y el país, proponiendo una serie de actividades para la comunidad artística y el público general.

Teo Monsalve, Cartografía de una noche de baile, Acrílico sobre lienzo, 150 cm x 120 cm., 2017 (fondo). Pablo Andino, Geografía del contacto humano, Acero pintado y grafito, 45 cm x 45 cm x 15 cm., 2017 (centro). Chay Velasco, Las pesadillas de Michel, Escultura, 10 cm x 21 cm x 26 cm., 2017. Impronta de poeta, Dibujo, 15 cm x 10 cm., 2018 (primer plano).

Pancho Baquerizo Racines. Animales.Instalación de dibujos en técnica mixta. Escultura de papel, plastilina, acrílico y piedras. Dimensiones variables. 2018

¿Cuáles son sus planes a futuro?

En 2018 apostamos por un “nuevo espacio de exhibiciones” para la ciudad que, basado en los preceptos de la nueva museología, sea crítico respecto a su entorno. No Lugar es un espacio que promueve la circulación de obra y artistas locales e internacionales que son poco conocidos en la ciudad, con un énfasis específico en América Latina.

A través de la creación de proyectos para nuestro espacio podemos ampliar las posibilidades de debate sobre el arte contemporáneo, y juntos crear una nueva institución. En estos ocho años de actividad nos hemos llevado a cabo un proyecto de crítica institucional desde la creación de un nuevo espacio de discusión, exhibición e intercambio de conocimiento y conexiones hacia dentro y fuera del país.

Igualmente proponemos ampliar el campo de acción del programa expositivo de este año realizando conversatorios y visitas guiadas de las muestras en agenda, además de realizar lanzamientos de publicaciones.

Este año en el marco de la celebración de nuestro octavo aniversario abrimos el nuevo espacio expositivo ubicado en el barrio La Tola, en el Centro Histórico de Quito. Para esto inauguramos la exposición colectiva [ i n f i n i t ∞ ], el 19 de mayo, en la que participaron un total de 18 artistas y 2 colectivos artísticos ecuatorianos.

La Suerte en colaboración con Martina Avilés. CUERPO / TERRITORIO. Fotografía e intervención de mapas
Textos de Galo Pérez. 29,7 x 42 cm cada una. 2017

Los artistas participantes fueron: David Cevallos, María José Argenzio, Gonzalo Vargas M, Consuelo Crespo, La Suerte, Pancho Baquerizo Racines, Christian Proaño, Martina Avilés, Chay Velasco, Andrea Vivi Ramírez, Leandro Pesantes, Johanna Villavicencio, Kuz Kinamat, Rubén Darío Díaz Chávez, Miranda Izquierdo, Christian Tapia, Patricio Albán, Teo Monsalve, Chivox y Pablo Andino.

La exposición se planteó como una estrategia para visibilizar obras de artistas locales que estén llevando a cabo procesos de producción en el marco de las reflexiones artísticas contemporáneas; además de proponer un espacio para encontrarnos y celebrar por este tiempo de trabajo.

 Aprovechando esta coyuntura estamos planeando el lanzamiento de nuestra campaña de crowdfunding [ i n f i n i t ∞ ], misma que busca recaudar fondos que serán destinados a la creación de una publicación memoria por los 8 años de vida del proyecto. Esta publicación funcionará como un contenedor de las actividades y gestión realizadas por No Lugar desde sus inicios hasta diciembre de 2018. Para su desarrollo tenemos pensado invitar a diferentes agentes culturales nacionales e internacionales que contribuyan con textos reflexivos acerca de la gestión cultural y las prácticas artísticas contemporáneas en Ecuador y la región. Se prevé el lanzamiento de la memoria entre abril y mayo de 2019.

En el marco de la celebración de nuestro octavo además socializamos nuestra Agenda Expositiva 2018, resultado de la Convocatoria Abierta a Proyectos Expositivos 2018 realizada durante el mes de abril. A partir de esta convocatoria se seleccionaron un total de 10 proyectos que se desarrollarán a manera de 3 exposiciones colectivas y 3 individuales y se llevarán a cabo de junio a noviembre de de este año. Los artistas seleccionados en la convocatoria y los meses en que se desarrollará cada proyecto son:

  • Kasumi Iwama / Andrea Zambrano – junio.
  • Karina Cortéz – julio.
  • Mauricio Cruz / Juan Carlos Vargas / Esteban Pérez – agosto.
  • Fernanda Murray – septiembre.
  • Christian Tapia / Pamela Suasti – octubre.
  • Patricio Ponce Garaicoa – noviembre.

Estamos con entusiasmo de poder seguir trabajando este año generando una oferta artística cultural diversa en la ciudad y el país.

Leandro Pesantes, Laini. Lana de cordero, estructura de vidrio y madera. Dimensione variables. 2018 (izquierda). Gonzalo Vargas M. Vía a Papallacta, de la serie Ruta. Kodak Ektar 100 4×5, toma directa. Impresión a chorro de tinta sobre papel fotográfico. 10 cm x 96 cm. 2017 (centro izquierda). Consuelo Crespo. No nominada 1 y 2. Escultura / cerámica. Dimensiones variables. 2017 – 2018 (centro derecha). Boloh Miranda Izquierdo. Paraísos oscuros. Fotografía digital toma directa. 42 cm x 30 cm cada una. 2018 (derecha).

Leandro Pesantes. Laini.  Lana de cordero, estructura de vidrio y madera. Dimensione variables. 2018

Rubén Darío Díaz Chávez. Transmutación lumínica de la materia. Libro de artista, compendio de fotografías abstractas hechas con teléfono celular. Dimensiones variables. 2010

Rubén Darío Díaz Chávez. El libro de las sombras. Libro de artista, compendio de dibujos hechos con tinta china
Dimensione variables. 2017

Rubén Darío Díaz Chávez. Clasificado. Libro de artista, compendio de collages hechos a partir de diario El Comercio
Dimensiones variables. 2017

Boloh Miranda Izquierdo. Paraísos oscuros. Fotografía digital toma directa. 42 cm x 30 cm cada una. 2018 (izquierda). Martina Avilés. Autorretrato. Fotografía digital. 78 cm x 63 cm. 2018 (derecha).

Chivox. La Perla. Objeto sustraído. Dimensiones variables. 2016 (esta obra es el letrero de hotel residencia colocado en la fachada de la galería).

 

Fotografías: Joshua Pazos

Fichas técnicas de las obras: Cortesía de No lugar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *