Petición al Ministro de Cultura Raúl Perez Torres

Por Ana Rosa Valdez y Rodolfo Kronfle Ch.

El pasado 15 de enero se publicó en Diario El Telégrafo el artículo “Piezas de reserva del MAAC integrarán muestra permanente en Quito“, en el cual aparecen nuestras declaraciones sobre el traslado de piezas de la colección del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC) al “Museo Nacional” en Quito para integrar su exposición permanente, cuya inauguración está prevista para mayo del presente año. Posteriormente, se suscitó una acalorada polémica en los medios de comunicación y redes sociales, a partir de las declaraciones vertidas por lIvette Celi, Subsecretaria de Memoria Social. En esta coyuntura, presentamos nuestro petitorio de información al Ministerio de Cultura y Patrimonio  para aclarar las perspectivas del caso. Esperamos que esta misiva encuentre una buena acogida por parte del ministerio para seguir  fomentando una cultura de debate.

PETICIÓN AL MINISTRO DE CULTURA RAÚL PÉREZ TORRES



Guayaquil, 16 de enero de 2017


Señor

Raúl Pérez Torres

Ministro de Cultura y Patrimonio

Quito.-

De nuestras consideraciones:

A pesar de la poca legitimidad que el Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCYP) goza en la escena cultural nacional (con su desfile de 10 ministros por década), hemos decidido redactar y entregar oficialmente esta petición para aclarar la información y perspectivas del debate suscitado por el traslado de piezas de la colección del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC) y Museo Nahím Isaías a la ciudad de Quito para integrar la exposición permanente del “Museo Nacional”.

Resulta evidente la gravísima responsabilidad de su cartera de Estado en el cuidadoso manejo de los bienes culturales a su cargo, tanto en lo concerniente a su preservación como en la transparencia de los protocolos de la gestión museal. Sobre lo primero, las extemporáneas acciones emprendidas recientemente para paliar el daño que por años ha sufrido el sistema de climatización del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC) en Guayaquil —a manera de primeros auxilios y sin solución definitiva— son evidencia de los males de una gestión centralizada, indolente y quemimportista sobre la realidad ajena cuando las decisiones se toman desde un escritorio en la capital. Sobra decir que están jugando con los repositorios de la memoria de todos los ecuatorianos y que no hay segundas oportunidades para las negligencias cuando de estos se trata.

No vamos a referirnos aquí a casos similares en archivos y bibliotecas sino a concentrarnos en la grave crisis del MAAC que ha sido señalada por artistas, gestores, críticos, docentes y medios de prensa durante varios años, y ante la cual las autoridades más altas del MCYP, por diversos motivos, sólo han respondido con acciones epidérmicas que no solo no han solucionado los problemas estructurales y de fondo, sino que los han agravado, entre estos: el deterioro de la infraestructura del museo, la afectación de las condiciones con que se preservan las colecciones de arqueología y arte moderno, la falta de autonomía financiera y administrativa, la falta de una plantilla de profesionales calificados escogidos por sus méritos en convocatorias públicas, la ausencia de una programación cultural de calidad, la ausencia de políticas de fomento y de adquisición de arte contemporáneo, entre otros males que se suman al uso de los espacios museales para eventos políticos y demás distorsiones desde que le impusieron el nombre de “Centro Cultural Simón Bolívar” hace casi una década.

Cuando el flamante MCYP asumió este museo se esperaba que dé solución a los problemas que ya venía arrastrando desde la administración cultural del Banco Central del Ecuador (BCE). En la transición, y posteriormente, el ministerio debía hacerse cargo de los presupuestos que la infraestructura y la programación cultural del MAAC requería. Lamentablemente esto nunca ocurrió, y más bien, se agravaron los problemas hasta llegar al colapso. El penoso estado actual en que se encuentra demuestra el fracaso rotundo de tal proyecto ministerial que ha terminado alejando a la mayoría de artistas, gestores y públicos del puerto. No son pocas las propuestas que han sido archivadas por las autoridades ministeriales. En la última década los actores culturales en Guayaquil perdieron su confianza en la institucionalidad porque sus demandas no fueron acogidas ni valoradas.

Partiendo de estos antecedentes observamos con mucha preocupación que recientemente el MCYP haya aprobado el traslado de piezas del MAAC y del Museo Nahím Isaías para conformar la exposición permanente del mal llamado “Museo Nacional” en Quito, un proyecto que ha sido ampliamente cuestionado en foros públicos. Frente a esto, y para enriquecer con información clara las perspectivas necesarias sobre el tema, invocando el artículo 9 de la Ley Orgánica de Transparencia y Acceso a la Información Pública, solicitamos de manera puntual la entrega de:

  1. El listado completo de obras y los documentos que evidencien el préstamo temporal de las mismas, donde deben constar tanto la fecha de retorno como las firmas de los responsables. (Vale mencionar que estamos a favor de una política de préstamos de todas las colecciones que atesoran los museos del país. Nos encantaría que varias instituciones, incluidas las de Guayaquil, tengan la posibilidad de presentar diversas muestras temporales que acerquen estos bienes culturales a audiencias cada vez mayores en todo el territorio nacional).
  2. El guión museológico que las requiere con la firma de sus autores y los detalles de su contratación.
  3. Las políticas culturales y normativas institucionales que amparan la gestión de estos préstamos y el posterior manejo de las piezas.
  4. Los planes concretos de la fecha de inauguración de una muestra histórica permanente o de largo plazo en el MAAC, con una investigación y museología que cuente con una inversión como la del “Museo Nacional”, sin que tenga estas pretensiones de representación. (Esperamos que no sólo hayan pensando en magnas inauguraciones en Quito mientras el edificio en Guayaquil —la más grande infraestructura museal del MCYP— se encuentra en un estado deplorable).
  5. Los planes concretos y cronograma de reparación de la infraestructura del MAAC (algo que suponemos implica una fuerte gestión e inversión más allá de poner aires acondicionados tipo split en las reservas).
  6. Los planes concretos y cronograma para dotar de autonomía administrativa y financiera al MAAC. Los planes para una efectiva descentralización de la gestión del MCYP que permita hacer un seguimiento efectivo a todos los directores de espacios culturales del país, siempre excusando la mediocridad de su gestión por la maraña burocrática en que dicen operar.
  7. Las cifras y estadísticas de la distribución provincial y por ciudades del programa de Fondos Concursables y del gasto de inversión anual del MCYP desde su creación, información que debería estar transparentada en los medios de difusión pública, y ser socializada en las comunidades artísticas a nivel nacional. También queremos conocer, más allá del número de eventos culturales realizados por el ministerio que aparecen en las rendiciones de cuenta, un informe de la ejecución del 100% del presupuesto anual del MCYP donde se detallen los gastos. Así podríamos valorar no sólo los eventos “exitosos” sino también el destino de todo el gasto público de cultura.

Preferimos no referirnos en esta misiva a las declaraciones vertidas por Ivette Celi, Subsecretaria de Memoria Social, a Diario El Telégrafo; la indignación que causaron ha sido ampliamente expresada por un sinnúmero de voces. Lo único que solicitamos, y lo que es verdaderamente medular, es una respuesta concreta de los 7 puntos aquí detallados, todos refiriéndose a inquietudes planteadas por múltiples agentes culturales de la ciudad, tanto en las redes sociales como en la prensa, y que nos hemos dado el trabajo de recoger. Las respuestas no son un favor que se solicita: su cargo como funcionario público le obliga —ética y legalmente— a atender este requerimiento. Tiene aquí la oportunidad de demostrar que su gestión no se enmarca dentro del centralismo heredado históricamente desde el siglo XIX, y que esperamos Usted entienda también como un cáncer que debe ser erradicado si se busca un verdadero “diálogo nacional por la cultura”.

Sus respuestas seguro tendrán incidencia además en otros espacios guayaquileños con serios problemas, como el Museo Nahím Isaías, el Museo Presley Norton, el Archivo Histórico de Guayaquil —que también muestra graves signos de deterioro—, el Teatro Centro Cívico y el Parque Forestal. A pesar de las inequidades y sinsentidos históricos nadie en Guayaquil pidió que le instalen una Universidad de las Artes: ahora la gran paradoja es que ninguno de sus alumnos tiene un museo cerca donde conocer al menos una versión de la historia del arte en la cual se inscriben.

Esperamos que no reciba nuestra petición como un “ataque político”, como se suele denominar en la burocracia ministerial a los procesos de empoderamiento ciudadano. Desde un pequeño espacio de crítica cultural como Paralaje.xyz nos suscribimos,

Atentamente,



Ana Rosa Valdez

Curadora y crítica de arte

Rodolfo Kronfle Chambers

Historiador de arte

REGISTRO DE MEDIOS Y REDES SOCIALES

Fuente: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/cultura/10/piezas-de-reserva-del-maac-integraran-muestra-permanente-en-quito

Fuente: Comentarios de actores culturales guayaquileños en el perfil de facebook de Guadalupe Álvarez, teórica y crítica del arte. Respuesta de Ivette Celi, Subsecretaria de Memoria Social.

Fuente: http://www.elcomercio.com/tendencias/alcalde-nebot-salida-funcionaria-cultura.html

Fuente: https://www.eluniverso.com/guayaquil/2018/01/13/nota/6565056/polemica-comentarios-funcionaria-ministerio-cultura-traslado-obras

Fuente: http://www.pressreader.com/ecuador/diario-expreso/20180115/281917363485293

.

Fuente: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/cultura/10/traslado-de-obras-del-maac-a-quito-genera-debate

Fuente: https://www.eluniverso.com/vida/2018/01/15/nota/6568146/gestores-dicen-que-urbe-si-se-involucra-cultura

Imagen de portada: Artesur

3 comentarios en “Petición al Ministro de Cultura Raúl Perez Torres

  1. Mi total apoyo a esta comunicación, como actor cultural debo manifestar que he regresado a Guayaquil después de 14 años en Europa y he visto con tristeza, la desidia y el abandono de estos espacios emblemáticos de nuestra ciudad.
    Es evidente que el centralismo es el origen de estos males.
    También es evidente que hay gente muy valiosa en el medio que pudiera gestionar estas instituciones, pero sin recursos ni independencia, su capacidad de gestión se ve reducida a casi nada y…. ¿quién quiere conducir con las manos atadas?
    Espero sea tomada en cuenta esta petición clara y definida, pues en la bruma densa del proceso burocrático se pueden “perder” estas obras de la reserva.
    Y que los puntos solicitados sean un compromiso para el MCYP, demostrando ese ministerio sensibilidad y transparencia por no decir cultura.

  2. Considero que deben llevar esta petición hasta las últimas consecuencias, no es justo y el Ministro debe responder positivamente a sus requerimientos, está obligado a ello. También es una lástima que el deterioro de este espacio haya llegado a este estado. Sus peticiones debieron ser más enérgicas desde un comienzo, tal vez hubieran encontrado más financiamiento. En este momento de crisis, siempre pueden aducir falta de presupuesto. He trabajado en el mundo del arte por muchos años y lastimosamente sé que el arte y la cultura siempre ha sido “la última rueda del coche”.

  3. Son varios los años que llevamos luchando por esta situación indolente hacia las necesidades de Guayaquil. ¿En qué estados estarán, me pregunto, otras ciudades del país?.
    Hemos enviado oficios y comunicaciones constantemente pero se pierden en el limbo de las transiciones de un ministro a otro, en los procesos de cambio que cada nuevo trae, en la designación de funcionarios inadecuados, en el laberinto de papeles pero sobre todo en la absoluta indiferencia, por decir lo menos, con que son recibidos nuestros cuestionamientos y propuestas . Un grupo de gestores venimos cuestionando hace mucho a quien dirige en estos momentos el MAAC, pero no recibimos respuesta alguna, sólo el triste rumor de que su prepotencia se debe a sus relaciones y poder en las altas esferas.
    El cansancio, el agotamiento y la total desconfianza en su accionar a lo largo de su existencia ha hecho que los gestores y artistas de la ciudad, dejemos de “involucrarnos” con el MCyP y decidamos seguir INVOLUCRADOS en procesos independientes y autosustentables como siempre lo hemos hecho pues jamás contamos con entidad pública alguna que nos dotara de fondos hasta que llegaron los inefables concursos que ganamos y sufrimos con ustedes.
    Exigimos respuestas y acciones concretas.
    Mi total apoyo a esta petición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *